martes , 29 noviembre 2022

Gobiernos aprueban propuesta de cooperación fiscal internacional en Naciones Unidas

Comparte en redes sociales

Las organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo celebran y destacan la aprobación de la propuesta del Grupo Africano para una cooperación fiscal inclusiva y eficaz en las Naciones Unidas. La resolución fue aprobada el miércoles 23 de noviembre de 2022 por consenso durante la 77ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) y es un primer paso hacia la construcción un proceso inclusivo, democrático y transparente para reformar la arquitectura fiscal global.

Luis Moreno, coordinador de Justicia Fiscal de la Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social – Latindadd señaló que este acuerdo “es una victoria para el movimiento por la justicia fiscal, que desde hace una década viene trabajando con incidencia y movilización social para implementar un espacio de decisión para temas de fiscalidad inernacional dentro de Naciones Unidas. Estamos seguros que esto dará paso a la conformación del cuerpo intergubernamental sobre tributación dentro de la ONU, en el que todas las decisiones se darán en condiciones de igualdad”.

Moreno también resaltó que “este acuerdo representa, sin duda, el primer paso hacia un esquema de gobernanza global en el que las preocupaciones y decisiones de los países del sur global estén en el centro del debate a nivel mundial”.

Durante más de dos décadas, los países en desarrollo han pedido un proceso de negociación fiscal intergubernamental en la ONU, que permitiría a todos los países participar en las discusiones y la toma de decisiones relacionadas con los impuestos en igualdad de condiciones. “Esta es una victoria histórica para la justicia fiscal y el movimiento más amplio de justicia económica y un gran paso adelante para combatir los flujos financieros ilícitos y el abuso fiscal”, dijo Dereje Alemayehu, coordinador ejecutivo de la Alianza Global por la Justicia Fiscal (GATJ). “El liderazgo de Africa Group ha allanado el camino para iniciar un proceso inclusivo en la ONU para construir un sistema fiscal internacional justo y eficaz. Esta resolución anuncia una gran oportunidad para que todos los Estados miembros de la ONU pasen de las palabras a la acción para las tan necesarias reformas de la arquitectura financiera global”, explicó Chenai Mukumba, gerente de investigación y promoción de políticas de Tax Justice Network Africa (TJNA).

Los países en desarrollo son los más afectados por el abuso de impuestos corporativos, lo que resulta en la pérdida de al menos $ 483 mil millones de dólares en impuestos cada año, pero a menudo quedan fuera de la toma de decisiones sobre las normas fiscales globales. Hasta ahora, la toma de decisiones sobre asuntos fiscales globales ha sido liderada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y más de un tercio de los países del mundo no han participado en las discusiones en el “Marco Inclusivo” de la OCDE.

Tove Maria Ryding, coordinadora fiscal de la Red Europea sobre Deuda y Desarrollo (Eurodad), dijo: “Algunos países ricos todavía se aferran a la idea arcaica de que pueden mantener la elaboración de normas fiscales globales bajo el control de la OCDE, también conocida como como el club de los países ricos. Pero la votación de hoy muestra que, al final del día, saben que no pueden detener el desarrollo hacia una gobernanza fiscal inclusiva, transparente y dirigida por la ONU, que ya está muy atrasada. La gobernanza liderada por la OCDE está llegando a su fin, porque fue profundamente injusta y sesgada a favor de unos pocos países ricos. Pero también porque la OCDE ha fallado tan descaradamente en detener el abuso fiscal internacional”.

Alemayehu agregó: “La resolución se aprobó sin votación, lo que es indicativo del amplio apoyo a la reforma de las normas fiscales globales. Los países africanos se unieron y lograron avances históricos, rompiendo el antiguo bloqueo de los países de la OCDE. Transferir el poder de la OCDE es fundamental para poner fin a la explotación y el saqueo de los países en desarrollo”.

Los grupos de la sociedad civil son conscientes de que se avecinan algunos desafíos, incluidas las difíciles negociaciones sobre la financiación de la implementación de la resolución y el acuerdo sobre las modalidades.

Pooja Rangaprasad, Directora de Políticas, Financiamiento para el Desarrollo de la Sociedad para el Desarrollo Internacional, dijo: “Las declaraciones posteriores a la adopción de algunos países desarrollados han dejado en claro que el camino a seguir será desafiante. Sin embargo, redunda en interés de todos los países arreglar un sistema fiscal internacional obsoleto que está derrochando cientos de miles de millones de dólares en recursos e ingresos públicos muy necesarios. La lucha continúa para hacer que todos nuestros gobiernos rindan cuentas para acordar una convención fiscal efectiva de la ONU que garantice que las corporaciones ricas y las élites paguen su parte justa en impuestos”.

Fuente: GATJ


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido