martes , 29 noviembre 2022

85% de población mundial vivirá bajo medidas de austeridad en 2023

Comparte en redes sociales

● Casi el 40% de los fondos de recuperación de Covid-19 se destinaron a grandes empresas que operan en países en desarrollo durante 2020-21.
● Organizaciones de la sociedad civil lanzarán hoy la campaña #NoMásAusteridad (#EndAusterity) en la que exigen enfoques centrados en las personas para las crisis de Covid-19, de clima y del coste de la vida.
● Los líderes deben evitar la austeridad aplicando urgentemente nuevas alternativas de financiación, como los impuestos sobre el patrimonio y sobre beneficios extraordinarios, la cancelación/reestructuración de la deuda, y la lucha contra los flujos financieros ilícitos.
● Las próximas Reuniones Anuales del Banco Mundial y del FMI son un momento crucial para detener y revertir las políticas de austeridad.

A pesar de los millones de personas que se ven empujadas a vivir en condiciones de hambre y pobreza*, 143 países -incluyendo 94 naciones en desarrollo- están aplicando medidas políticas que socavan la capacidad estatal para proporcionar educación, salud, protección social y otros servicios públicos.

El informe End Austerity: A global report on budget cuts and harmful social reforms muestra que el 85% de la población mundial vivirá sometida a medidas de austeridad en 2023. Es probable que esta tendencia continúe al menos hasta 2025, cuando el 75% de la población mundial (129 países) podría seguir viviendo bajo estas condiciones.

Las medidas de austeridad incluyen la reducción de los programas de protección social para las mujeres, los niños, los ancianos y otras personas vulnerables, dejando sólo una pequeña red de seguridad para una parte de la población en condición de pobreza; el recorte o la fijación de un tope a los salarios y el número de profesores, personal de la salud y servidores públicos locales y la eliminación de subsidios; la privatización o comercialización de los servicios públicos como la energía, el agua y el transporte público; y la reducción de las pensiones y los derechos de los trabajadores.

Organizaciones de la sociedad civil a nivel global lanzan hoy la campaña #NoMásAusteridad para luchar contra la ola de austeridad que se extiende por todo el mundo, que agudiza las desigualdades y agrava los efectos de la crisis del coste de la vida y del colapso climático.

Isabel Ortiz, Directora del Programa de Justicia Social Global de la Iniciativa para el Diálogo Político, y coautora del informe, dijo: “Las decisiones sobre los recortes presupuestarios afectan a la vida de millones de personas y no deben ser tomadas a puerta cerrada por unos pocos tecnócratas en un Ministerio de Finanzas, con el apoyo del FMI. Por el contrario, las políticas deben acordarse de forma transparente en un diálogo social nacional, negociando con los sindicatos, las federaciones empresariales y las organizaciones de la sociedad civil. Los recortes de austeridad no son inevitables, de hecho, nuestro informe presenta nueve alternativas de financiación que están disponibles, incluso para los países más pobres”.

Panorama sombrío

Para empeorar las cosas, un segundo informe que también se ha presentado hoy en el Festival #NoMásAusteridad ha encontrado que, a pesar de esta ola de austeridad, el año pasado se gastó un tercio menos de los fondos de recuperación frente a la Covid-19 en comparación con lo destinado en 2020, disminuyendo del 3,9% del PIB al 2,5% del PIB, debido al deterioro de la situación económica.

El informe elaborado por la Coalición para la Transparencia Financiera (FTC, por sus siglas en inglés), junto a organizaciones asociadas, titulado Recovery at a Crossroads: How Countries Spent Covid-19 Funds también reveló que sólo el 37% de los fondos de recuperación frente a la Covid-19 en 21 países en desarrollo analizados se destinaron a medidas urgentes de protección social. Mientras tanto, las grandes empresas se beneficiaron del 39% de los fondos, lo que no incluye exenciones fiscales, préstamos a empresas y líneas de crédito cuando no se contabilizan en los presupuestos. Al mismo tiempo, las empresas más pequeñas sólo recibieron el 20% y los trabajadores informales el 4% del total. Las mujeres se han visto especialmente afectadas, ya que, a pesar de haber sido duramente golpeadas por la pandemia, sólo recibieron la mitad de las ayudas que los hombres.

Luis Moreno, coordinador del área Justicia Fiscal de la red LATINDADD, dijo: A pesar de la crisis del coste de la vida, los gobiernos de los países en desarrollo, a menudo con las manos atadas por las instituciones financieras internacionales, están poniendo a las grandes empresas por delante de las personas. Casi el 40% de los fondos de recuperación de Covid-19 fueron a parar a las grandes empresas, lo que significa que los más afectados por la pandemia se han sido dejados atrás. Debemos promover una recuperación centrada en las personas con políticas fiscales progresivas en lugar de recortar la protección social y el apoyo a los más vulnerables”.

Organizaciones de la sociedad civil realizarán el lanzamiento de la campaña #NoMásAusteridad con una serie de eventos virtuales desde el miércoles 28 de septiembre hasta el viernes 30 de septiembre en los que se reunirán académicos de alto nivel y activistas de la sociedad civil para exponer los problemas y las alternativas a la austeridad centradas en las personas. Las alternativas incluyen gravar los beneficios extraordinarios de las empresas, eliminar los flujos financieros ilícitos, cancelar y reestructurar la deuda soberana y aumentar la cobertura de la seguridad social y las contribuciones de empleadores, así como nuevas emisiones de Derechos Especiales de Giro (DEG) del FMI dirigidos a los países en desarrollo.

Por su parte, Patricia Miranda, directora de Incidencia Global de la red LATINDADD, señaló que: “Las medidas de austeridad son perjudiciales, con impactos desproporcionados sobre las personas más expuestas a vulnerabilidades, más aún en un contexto de múltiples crisis. Existe una serie de propuestas alternativas que permiten garantizar los derechos de la gente sin que ello implique recortes presupuestarios. Una recuperación justa y equitativa necesita políticas diferentes hacia una arquitectura financiera centrada en la sostenibilidad de la vida y del planeta”.

El 28 de septiembre se realizará un evento de lanzamiento a medios de comunicación del Festival No Más Austeridad, con ponentes de alto nivel y una presentación de los hallazgos de los informes. Todos los detalles para la inscripción se pueden encontrar aquí.

NOTAS PARA LOS EDITORES:

  • Los detalles de la campaña #NoMásAusteridad (#EndAusterity) se pueden encontrar aquí.
  • El informe End Austerity: A global report on budget cuts and harmful social reforms puede consultarse aquí, junto con tres documentos informativos que resumen a) Los principales hallazgos del informe, b) Las alternativas a la austeridad, c) Lo que los ciudadanos pueden hacer para ayudar a acabar con la austeridad.
  • El informe Recovery at a Crossroads: How Countries Spent Covid-19 Funds se puede encontrar aquí.

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido