Segunda ola de los gobiernos progresistas debe impulsar fortalecimiento de CELAC

Comparte en redes sociales

En los últimos años ha ocurrido un renacimiento de lo que se conoció, al comenzar el siglo, como la ola de gobiernos progresistas en América Latina. El escenario actual es diferente, pero la agenda es la misma. Especialistas nacionales e internacionales exhortaron a los diferentes gobiernos a unirse en torno a la CELAC.

América Latina y el caribe siempre han sido consideradas como el «patio trasero de Estados Unidos», sin embargo, en los últimos años, los vientos geopolíticos parecen estar cambiando. Desde 2018 comenzaron a irrumpir nuevos gobiernos de signo progresista en México, Argentina, Bolivia, Perú, Honduras, Chile y recientemente en Colombia, por lo que en los últimos tiempos se empezó a hablar de una “nueva ola” en América Latina.

Al respecto, un grupo de especialistas nacionales e internacionales participaron de la mesa de debate “Nuevas Perspectivas de Integración Regional: segunda ola de gobiernos progresistas en contexto de cambios geopolíticos”, resaltando la importancia de fortalecer la integración regional entre los países de América Latina y el caribe. Para este fin, proponen que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) sea el “vehículo” de integración.

El reto no es fácil considerando que los países de la región afrontan una situación crítica de mayor desocupación, mayor subempleo, mayor informalidad, mayor pobreza, drástica reducción de ingresos, y mayor desigualdad y corren el riesgo de experimentar otra década perdida.

“Este escenario nos plantea pasar de una transición de una hegemonía unipolar a un escenario global multipolar. En ese contexto, la integración regional es un instrumento que permite negociar mejores condiciones de inserción a la globalización, sin subordinación. Debemos plantearnos una América Latina en el marco de un mundo multipolar, como un polo regional independiente de la hegemonía global”, resalto la peruana Aída García Naranjo, representante de Red Sin Fronteras.

Durante la primera ola de gobiernos progresistas América del Sur vivió un momento único de integración, desarrollo económico e inclusión social, con gobiernos democráticos, que buscaron rutas distintas a las recetas neoliberales al tiempo que sostenían el diálogo y la cooperación con todas las naciones. Dicha etapa empezó por el ascenso, a inicios de siglo, de Hugo Chávez en Venezuela (1999-2013), Rafael Correa en Ecuador (2007-2017), Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil (2003-2011) o Evo Morales en Bolivia (2006-2019).

“Luego del avance de los gobiernos progresistas, empezó la etapa de la ofensiva conservadora con Mauricio Macri en Argentina, posteriormente el golpe a Dilma Rousseff en Brasil y a Evo Morales en Bolivia. Esto significó una restauración de los gobiernos conservadores y el debilitamiento de la integración regional. Ahora, los Estados Unidos ya no querían presidentes políticos, querían gerentes como lo fueron Macri, Piñera en Chile, Pedro Pablo Kuczynski en Perú, Bolsonaro en Brasil y Duque en Colombia. Reemplazaron a los políticos por los gerentes de las transnacionales”, comentó García Naranjo.

CELAC social

A diferencia de la ola de progresismo y gobiernos de izquierda de hace dos décadas, el entorno geopolítico mundial actual está experimentando un cambio silencioso y dramático. La hegemonía estadounidense está decayendo desde su cúspide.

“Considerando los cambios sociales y el contexto global distinto, los retos que enfrentará la segunda ola de gobiernos progresistas no serán los mismos que afrontó la primera. Las crisis de ahora, consecuencia de la pandemia y la guerra política comercial, evidencian economías sobre endeudadas. Este contexto de crisis múltiple, debemos también entenderla como una oportunidad histórica para construir mundo sostenible y sociedades sostenibles, fortalecer la integración regional para no volver a un rol de sumisión”, afirmó Fernanda Vallejos, representante de Soberanxs.

Durante su participación, García Naranjo destacó la importancia de fortalecer la institucionalidad de la CELAC con la finalidad que se convierta en un espacio de debate y coordinación regional, libre de la influencia de Estados Unidos.

“Le hemos puesto partida de nacimiento a la CELAC social. Desde Latindadd se ha creado un equipo encargado de promover la CELAC social, pues la integración no puede ser solo por arriba, sino desde las organizaciones. A fin de que los pueblos sean los protagonistas de los cambios. Este equipo busca recoger experiencias. Por ejemplo: la Cumbre de los Pueblos frente a la Cumbre de las Américas. Este espacio debe, además, convivir y colaborar a la mantención de Mercosur y Unasur”, concluyó García Naranjo.

El gran déficit hasta ahora por parte de la CELAC es la ausencia de la participación e interlocución con los movimientos sociales y pueblos de la región, un tema que debe ser prioritario. La CELAC Social es también una manera de darle sostenibilidad.

Chile mejor sin TLC

Chile ha firmado 31 acuerdos comerciales con más de 60 países del mundo, lo que hace que hoy exista un marco legal que rigen la normativa que tiene el país para hacer comercio internacional, sin embargo, como ha sucedido en otros países, la apertura de mercados solo ha beneficiado un pequeño sector de la población. 

“La experiencia del neoliberalismo durante cuatro décadas en Chile puede ayudarnos a enfrentar lo que se viene a nivel regional. En chile, el modelo liberal se implementó de manera profunda, somos el país con más TLC firmados, lo que evidencia como una política de Estado se confundió con una política de relaciones exteriores. Los TLC eran negociados sin trasparencia, los ciudadanos no conocían el contenido”, aseguró Patricio López, periodista chileno.

“Nuevas Perspectivas de Integración Regional: segunda ola de gobiernos progresistas en contexto de cambios geopolíticos”, forma parte de la conferencia “Tras la Pandemia, la Guerra”, organizada por Red de Justicia Fiscal de América Latina y el Caribe (RJF-ALC) y la Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social (Latindadd).


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir al contenido