Minera Buenaventura manipula estados financieros para evitar el pago de impuesto a la renta al Estado peruano

Comparte en redes sociales

Al  obtener pérdidas consecutivas desde el año 2016, la empresa de Roque Benavides no paga tributos por impuesto a la renta desde aquel entonces, y no lo haría hasta el 2025 porque cuenta con un acumulado de US$ 450 millones de dólares de pérdidas arrastrables (escudo fiscal). Esto también le permite evitar el reparto de utilidades a los trabajadores.

Desde hace cinco años Minas Buenaventura (cuyo directorio es presidido por Roque Benavides) no paga impuesto a la renta al Estado peruano, usando como argumento las pérdidas que ha registrado, y mediante distintas estrategias contables tampoco pagaría este impuesto por los próximos cinco años, gracias al escudo fiscal que posee de hasta US$ 450 millones.

Esto entra en evidente contradicción con el discurso que recientemente se ha estado propalando, en el que se afirma que la empresa minera Buenaventura es una de las tres mejores empresas mineras para atraer y retener talento en el Perú, además de ser la compañía peruana con mejores indicadores de sostenibilidad, de acuerdo a información de la Bolsa de Valores de Lima. Como corolario, el 14/07/2022 en la revista ENERGIMINAS, Roque Benavides, en referencia al canon minero dijo: “La gente no perciba que ese canon le genera mayor bienestar porque las autoridades que nosotros elegimos no son capaces de generar ese bienestar que tanto necesitamos”. Recordemos que el canon minero proviene del 50% del impuesto a la renta pagado por las mineras. Entonces, la pregunta sería si es posible generar bienestar con un canon inexistente por culpa de empresarios que no pagan el impuesto a la renta.

En un reciente análisis de las cuentas financieras de Minera Buenaventura, hecho por el contador y auditor Juan Torres Polo*, este señala que la empresa ha planificado sus operaciones con el objetivo de tener un escudo fiscal por pérdidas arrastrables, lo que usan como argumento para el no pago efectivo de impuesto a la renta. Veamos cómo: según el Estado de Resultados Separados, en el período 2016-2021 el total de costos de operación acumulado alcanza el 91% de las ventas por operaciones mineras propias, incluyendo depreciación y amortización, con una participación del 17% de las ventas. Asimismo, observamos que el gasto por exploración en unidades de operación es el 11%, y en áreas no operativas es 2%, a lo que hay que añadir las pérdidas por operaciones descontinuas de 12%. ¿Dónde está lo extraño?

Cuando sumamos los porcentajes de los costos detallados (91%+12%) tenemos un total de 103%, lo que refleja un manejo irracional en las finanzas de Minera Buenaventura.

La sumatoria acumulada por pago de impuesto a la renta nos da una aplicación de crédito fiscal en el periodo 2016-2021 por US$ 35.3 millones, originando un hecho económico en que esta empresa prioriza, de acuerdo a su conveniencia e intereses económicos, realizar gastos en exploración sin límite alguno, a lo que se suman los gastos en operaciones descontinuas y la altísima depreciación, negando al Estado peruano la debida recaudación del impuesto a la renta, en un escenario de precios altos.

Estado de Resultados Separados (en US$ miles)

De acuerdo a Torres Polo, otro factor que tiene un peso importante en los resultados de Buenaventura es la participación que esta tiene en empresas subsidiarias, contabilizadas por el método de participación, de las que la más importante es Minera Yanacocha SRL, empresa que arroja pérdidas escoltadas desde el año 2013, a saber:

Minera Yanacocha (US$ miles)

En el cuadro superior vemos cómo las pérdidas siguen siendo agregadas cada año a los estados de resultados y que así constituyen el principal mecanismo por el que los resultados son tan bajos. “En general, las utilidades y pérdidas obtenidas por las empresas asociadas y afiliadas afectan los resultados de la empresa, tanto positivamente como negativamente y pueden transformar las utilidades en pérdidas que se utilizan como escudo fiscal”, señala Torres Polo.

En el cuadro siguiente podemos ver el impacto que tienen los resultados de Yanacocha sobre las cuentas de Buenaventura:

Resultados de Buenaventura y Minera Yanacocha (US$ miles)

¿Qué significa este cuadro? Acá podemos ver que las perdidas escoltadas obtenidas en el periodo 2016-2021 por la minera Yanacocha de US$ 1,028 millones, transformó las utilidades de US$ 340 millones que obtuvo Minera Buenaventura en pérdidas por US$ 688 millones.

El ingreso de pérdidas contables que evidencia el estado de resultados crea un escudo fiscal, debido al arrastre de pérdidas contables que llegan al acumulado de US$ 450 millones, lo que significa que la empresa evito el pago de impuesto a la renta, y tampoco tuvo que hacer reparto de utilidades (pues contablemente no las tuvo) a sus trabajadores. El siguiente cuadro muestra cómo hizo Buenaventura para no pagar nada, ni al Estado ni a sus trabajadores.

Cálculo del impuesto a la renta y participación de trabajadores (US$ miles)

De acuerdo a la base imponible determinada, que es la Renta Imponible Antes de Impuestos, vemos que viene arrojando pérdidas en los últimos años, por consiguiente, el impuesto a la renta y participación de trabajadores tienen movimiento CERO, en cumplimiento de las normas legales.

¿Y cómo es el negocio?

En los últimos años, Minera Buenaventura ha estado vendiendo parte de sus unidades mineras, como ocurrió con Antapite, Breapampa, Recuperda, Mallay, Yanacocha y también Buenaventura Ingeniero S.A. Veamos algunas en detalle para conocer qué esconden las operaciones y porqué se dieron estas transacciones.

En el caso de la venta de la mina Breapampa (que en 2017 estaba en proceso de cierre), ubicada en Ayacucho, se dio de la siguiente forma:

Buenaventura operó Breapampa entre 2012 y 2015, año en que esta es declarada como activo para la venta, con una inversión total en activos fijos por US$ 52’125,000, de los que US$ 31’560,000 fueron desembolsados en 2012. En 2016 entra en escena un actor muy particular, nos referimos a SAMI SAC, que adquirió todos los activos y concesiones minera de la empresa. Dejemos claro que SAMI SAC recién fue creada el mismo 2016. La constitución comercial de SAMI SAC se dio de la siguiente forma: fue creada con un capital de 1500 soles (menos de US$ 500 al tipo de cambio de es entonces, teniendo como dueños a Blaue Welle INC representada por Maria Eugenia Yabar Guevara de Delgado, y Bulletproof Investments INC., representada por Patricia Castro Zapata.

Es muy curioso, y sospechoso, que ambas empresas estén domiciliadas en Panamá (país catalogado como paraíso fiscal por diversas listas internacionales). Y más sospechoso aún resulta que ambas representantes sean parte del equipo de abogados del Estudio Olaechea, en Lima, Perú. La transferencia final se dio mediante escritura pública en la que la Compañía Minera Buenaventura otorga a favor de SAMI SAC la unidad minera Breapampa a cambio del pago de US$ 2 millones, sin embargo, en el detalle el pago correspondía a lo siguiente:

Sin duda, llama la atención la forma en que se hizo la transacción, y más aún el irrisorio pago. Quedan dudas inquietantes sobre la razón de esta transacción: ¿qué pretendió el CEO de Buenaventura? ¿vendió la mina a un insolvente y a un precio ínfimo, con el ardid del proceso de cierre?

¿Y qué pasó en la venta de la Minera Yanacocha SRL hecha por Buenaventura a su socia Newmont? Veamos los detalles. De acuerdo al análisis hecho por Torres Polo, el capital social de Yanacocha era de US$ 398’216,000, mientras que US$ 173’821,000 (el 43.65%) fue lo que desembolsó Buenaventura a través de compañía Minera Condesa S.A. La inversión calculada sobre la base del patrimonio neto al 31 de diciembre de 2020 fue de US$ 157’835,000.

¿Pero qué dijo Buenaventura en sus reportes financieros? Según carta remitida el 7 de febrero de 2022 a la Superintendencia del Mercado de Valores, remitida por Buenaventura, detalla la obtención de los siguientes ingresos:

En total, vemos que Buenaventura obtuvo una ganancia por la venta de las acciones de la Minera Yanacocha SRL de US$ 271 millones, sin embargo, como contabilizó las pérdidas consecutivas de Yanacocha desde el 2013 hasta el 2021 esto le ha generado un escudo fiscal acumulado por US$ 450 millones de pérdidas arrastrables, las que seran  aplicadas contra la base imponible del cálculo del impuesto a la renta, a partir del año 2022

Ley del embudo

Para poner más luz sobre lo que pasa en las oscuras cuentas financieras de Buenaventura, veamos cómo, aunque no paga impuesto a la renta por reportar solo pérdidas, y tampoco hacer reparto de utilidades a sus trabajadores, porque las cifras financieras señalan cero de ganancias, sí cumple con la repartición de dividendos a sus accionistas, y también entrega compensaciones económicas a sus altos ejecutivos, en un escenario de perdidas.

Buenaventura: resultados, pagos y aportes (miles de US$)

Como bien precisa Torres Polo, “las empresas están obligadas a entregar dividendos a sus accionistas en caso generen utilidades al cierre del año, como ganancias por acción”. De acuerdo a la política de dividendos, “Buenaventura señala que distribuirá anualmente a sus accionistas un dividendo en efectivo de al menos el 20% de la utilidad neta generada por sus propias operaciones y por las empresas subsidiarias en las que ejerce control…”. Sin embargo, observamos que en los últimos cuatro años (2018-2021) Buenaventura obtuvo pérdidas netas, por consiguiente, no correspondería el pago de dividendos, pues solo el año 2016 obtuvo utilidad.

Buenaventura: dividendos pagados (miles de US$)

De acuerdo a la información que el cuadro muestra, la empresa no cumpliría con su propia política de distribución de dividendos reportada y publicada en la Superintendencia de Mercado de Valores (SMV), lo que podría significar una vulneración al código de conducta sobre Buen Gobierno Corporativo de las Sociedades Peruanas.

ANEXO

Buenaventura es considerada una de las empresas mineras más importantes del país, sin embargo, los números de sus cuentas financieras y las operaciones comerciales ejecutadas en los últimos años dejan muchas dudas respecto a su desempeño económico y su aporte a la economía nacional.

Para empezar a entender esta situación, debemos primero mencionar algunas de las características que hemos podido determinar al analizar esta empresa:

  • Cia. de Minas Buenaventura S.A.A. es una empresa tipo incubadora de

proyectos por unidad minera; es decir, una vez que las unidades mineras alcanzan la etapa de desarrollo, el grupo crea una nueva empresa (afiliada y/o subsidiaria de acuerdo a sus intereses económicos) desmembrando la unidad minera para la explotación de la unidad. Es un Holding empresarial.

  • En Febrero 2022, Buenaventura transfirió su participación en la subsidiaria Minera Yanacocha SRL a su socio estratégico Newmont Mining.
  • Según su política comercial, la empresa vende toda su producción al extranjero, pero según las estadísticas vende 76% en el Perú[1] (60% en el 2020).
  • Durante toda su gestión empresarial, los Estados Financieros sólo han sido auditados por la firma Ernest & Young y antes por Arthur Andersen, a través de sus firmas miembro. Normalmente, las firmas contables auditan los Estados Financieros por períodos de 4 a 5 años.
  • Sus acciones se negocian en la Bolsa de Valores de Lima y en la Bolsa de Valores de Nueva York a través de títulos representativos denominados ADRs los cuales representan acciones de la compañía depositadas en el Bank of New York. 
  • Según se observa en los estados de resultados, es la única empresa que paga una compensación adicional a sus funcionarios, en efectivo, por un importe equivalente al exceso del valor de mercado de sus acciones, aparte de pagarles buenos sueldos y beneficios laborales, pero no ha pagado participación de utilidades a sus trabajadores, por lo menosdesde el año 2011, y la contribución fiscal por sus operaciones propias es nula y/o ínfima por efecto de la estructura de sus costos “sui generis”.

* Juan Torres Polo es Contador e investigador; egresado de la Universidad Alas Peruanas, con especialización en la Universidad del Pacífico. Asesor contable de diversas empresas y de negocios familiares. Ha publicado el estudio “Reingeniería de Organizaciones Sociales de Base”.


[1] Nota 20 pag.84 del Estado consolidado de Resultados 2021

https://www.smv.gob.pe/ConsultasP8/temp/Informe%20Anual%20Consolidado%202021.pdf

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haga click en la imagen para registrarse

Ir al contenido