Evolución de las finanzas públicas de América Latina

Comparte en redes sociales

En 2021, la actividad económica repuntó de manera significativa en América Latina y el Caribe. Las condiciones macroeconómicas mundiales contribuyeron a la dinámica de crecimiento de la región mediante la reactivación de la demanda y el comercio que se dio a nivel mundial en el marco de los estímulos fiscales y monetarios que se siguieron brindando en los países desarrollados. El crecimiento de la región en su conjunto ascendió a un 6,3% y fue impulsado por la demanda agregada, sobre todo por el consumo privado y la inversión (CEPAL, 2022). No obstante, dicho crecimiento empezó a desacelerarse antes de lo esperado en 2021, y exhibió un escaso dinamismo en el segundo semestre del año.

ACCEDA AL REPORTE DE CEPAL

Durante 2021, la política fiscal de la región se caracterizó por una reducción del déficit fiscal producto de un aumento significativo de los ingresos públicos y de la disminución del gasto público que tuvo lugar debido al vencimiento de las medidas de emergencia que se habían adoptado el año anterior. El repunte de la recaudación tributaria, que alcanzó el nivel más alto de las últimas décadas, reflejó la reactivación de la actividad económica y, en algunos países, el aumento de los ingresos fiscales provenientes de los recursos naturales no renovables que tuvo lugar gracias a la cotización internacional favorable de las materias primas. También hubo un efecto intertemporal producido por los ingresos recaudados en 2021 que correspondían a 2020 y no se habían percibido debido a las medidas de alivio tributario de aquel año. El gasto público se redujo en 2021 —sobre todo debido al efecto base producido por los egresos excepcionales que hubo en 2020, cuando se otorgaron subsidios y transferencias corrientes de emergencia—, pero permaneció por encima de los niveles anteriores a la crisis.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.