326 millones de dólares recibirá Bolivia por la emisión de Derechos Especiales de Giro

Comparte en redes sociales

Al menos 326 millones de dólares recibirá el Banco Central de Bolivia luego que la Junta de Gobernadores del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó la emisión y reparto de los Derechos Especiales de Giro (DEG).

Si bien la emisión a nivel global asciende a 650 mil millones de dólares, Bolivia recibirá el monto indicado de acuerdo a su participación ante el organismo multilateral.

Producto de esta distribución, el 23 de agosto de 2021 las cuentas de Bolivia recibieron un total de DEG 230,1 millones, cantidad que en el mercado cambiario equivalen a USD 326,4 millones.

Se trata de la mayor distribución de activos de reserva internacional de la historia del Fondo, en palabras de la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, en un comunicado manifestó: “es un gran impulso para el mundo y, si se usa con prudencia, una oportunidad única para luchar contra esta crisis sin precedentes”.

La asignación de estos activos, conocidos como Derechos Especiales de Giro (DEG), “proporcionará liquidez adicional al sistema económico mundial, complementando las reservas de divisas de los países y reduciendo su dependencia de una deuda interna o externa más cara”, agregó.

Los fondos fueron asignados al Banco Central de Bolivia y aún no se conoce oficialmente el destino final para su uso. Una posibilidad, dadas las circunstancias, es que el sector salud sería el beneficiado más adecuado por el contexto de pandemia que aún está vigente en toda la región.

Al respecto el ministro de Economía de Bolivia, Marcelo Montenegro, manifestó: “En la medida que los eventos  de la crisis sanitaria  puedan intensificarse, no sabemos cuántas olas más vendrán, se habla de una cuarta ola a nivel mundial por las variantes de la Covid-19,  nosotros tenemos que tener previsiones para poder utilizar  estos recursos cuando sean necesarios”.

Por información oficial emanada del ministerio de ramo, se sabe que el gobierno boliviano ha incrementado sustancialmente el presupuesto para salud se incrementó de USD 361,8 millones en 2005 a USD 3,187 millones en 2021, es decir que subió más de 10 veces y se convierte en la mayor asignación de recursos registrado en la historia de Bolivia para mejorar las condiciones de vida de la población más vulnerable, por lo que no se descarta que estos recursos puedan ser destinados a combatir la pandemia.

En un contraste de escenario distinto, es probable que estos recursos provenientes de asignación de DEG pasen a fortalecer las reservas internacionales (RIN) del país que han venido en descenso en los últimos años.

En las próximas semanas será posible conocer el destino final de esta asignación emanada del Fondo Monetario Internacional (FMI).


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir al contenido