Es un hecho: se emitirán USD 650.000 millones en DEG

Comparte en redes sociales

Recursos deben usarse para mitigar la crisis actual

El último paso que se necesitaba para la emisión de los Derechos Especiales de Giro (DEG) fue aprobado el 2 de agosto por el Fondo Monetario Internacional en su junta de gobernadores. En total se emitirán en DEG el equivalente a USD 650.000 millones, que serán distribuidos de acuerdo con la participación de los países en el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Al ser un activo de reserva, la asignación irá directamente a las cuentas de los bancos centrales de los países como reservas internacionales y, según la legislación de cada país, se establecerá su uso. Con algunas excepciones, la mayoría de países de América Latina no tiene problemas con sus reservas, por lo que se han promovido acciones de incidencia para que se puedan intercambiar los DEG por monedas de uso libre establecidas, que son el dólar estadounidense, el yen japonés, la libra esterlina, el euro y el renminbi chino. Una vez se logre este paso, se requiere un mecanismo legal para que los bancos centrales los trasladen a las cuentas del tesoro de cada país y puedan ser usados fiscalmente en atención a la crisis sanitaria, económica y social. En Paraguay, por ejemplo, está a punto de aprobarse una ley para que se usen estos recursos en el presupuesto general del país.

América Latina recibirá unos USD 51.500 millones, asignación que aún es insuficiente según las necesidades derivadas de ser la región con la crisis más profunda durante la pandemia de la Covid-19. En este sentido, es necesario que los países puedan usar fiscalmente dichos recursos, pero también que se lleve a cabo una reasignación desde los países más ricos hacia los de ingresos medios y bajos. Unas dos terceras partes de los DEG irán para los países más desarrollados, que no los necesitan, mientras se corre el riesgo de una mayor desigualdad por la falta de vacunas y apoyo a las pequeñas empresas en el resto del mundo.

Las organizaciones sociales de los países de América Latina necesitamos promover el uso de los DEG para gastar, no para guardar en reservas internacionales que alimentan la especulación financiera, y una reasignación que impida otra década perdida de nuestra región.

5 de agosto de 2021


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.