viernes , 9 diciembre 2022

Argentina: lecciones aprendidas de la deuda externa

Comparte en redes sociales

La dictadura cívico- militar que sufrió Argentina entre los años 1976-1982 dejó como marca indeleble no sólo la desaparición forzada de 30 mil personas sino también un mascarón de proa de la inauguración de un sistema de relaciones económico-financieras con un poderoso y negativo impacto social que llevó a nuestro país a proceso de valorización financiera del capital basado en el endeudamiento y la fuga de divisas.

Acceda al documento desde este enlace

Al proceso desatado en la década de los ´90 basado en las privatizaciones de los servicios públicos, como primer pilar, y en lo que se denominó el régimen de convertibilidad, que igualaba el valor del peso con el valor del dólar, como segundo pilar, hay que sumar un proceso de desindustrialización que nació durante la dictadura cívico-militar pero que se profundizó durante el gobierno de Carlos Menem. Este régimen de acumulación inaugurado a mediados de la década del ´70 entró en crisis profunda a finales de la década del ´90 con el consiguiente desastre socioeconómico previsto por muchos analistas.

El entonces gobierno de la Alianza con el presidente Fernando De la Rúa a la cabeza y en el marco de una crisis cada vez más profunda de la economía argentina, acordó a fines del año 2000 el llamado “blindaje financiero” cuya garantía de fondos frescos le permitiría pagar capital e intereses de la deuda en los años siguientes, 2001 y 2002. Las expectativas de los grandes jugadores del mercado eran nulas y los casi 39.700 millones de dólares tuvieron un impacto limitado. La explicación a este fracaso estrepitoso se vincula con que la mayoría de los fondos del “blindaje” solo eran promesas de financiación de títulos ya emitidos y no una solución real. Ante el fracaso la posibilidad de un default se hizo cada vez más fuerte y es así como se optó por una reestructuración voluntaria de la deuda que el gobierno bautizó “megacanje”.

A continuación, lo invitamos a leer el análisis realizado en el presente documento elaborado por Fundación SES, miembro de Latindadd en Argentina.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido