jueves , 1 diciembre 2022

COVID-19: Naciones Unidas a favor de fijar impuestos a la riqueza para enfrentar crisis

Comparte en redes sociales

Uno de los planteamientos surgidos desde la sociedad civil y los partidos progresistas, como un mecanismo para obtener recursos en medio de la pandemia ha sido la creación de impuestos a las grandes fortunas y riquezas. Incluso hace poco el propio Fondo Monetario Internacional (conocido más por sus políticas de “ajuste”) ha avalado esta propuesta, y ahora le acompaña en el pedido secretario general de la ONU, António Guterres.

Lo que Guterres señala es que la actual situación de la mayoría de países, inmersos en una gran crisis sanitaria y económica, necesita “un cambio de paradigma” para alinear al sector privado con las metas globales, y así hacer frente a los retos futuros, incluidos los provocados por el COVID-19, dijo al intervenir en el Foro del Consejo Económico y Social sobre la Financiación para el Desarrollo.

António Guterres recordó que debido a la evolución de la enfermedad se adivina un futuro lejano a la crisis, por lo que es necesario “prestar atención a las lecciones del presente” para “invertir estas peligrosas tendencias, prevenir sucesivas oleadas de infecciones, evitar una larga recesión mundial y retomar el camino para cumplir la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París sobre el cambio climático.”

El máximo jefe de la ONU pidió a los gobiernos que consideren “un impuesto de solidaridad o sobre la riqueza para aquellos que se han beneficiado durante la pandemia, para reducir las desigualdades extremas”.

Guterres reiteró la importancia de que haya más medidas para dar respuesta a las crisis de deuda, ofreciendo a los países que lo necesitan suspensiones, alivio o liquidez. En ese sentido, dio la bienvenida al apoyo del G20 a extender hasta el final de este año la moratoria de los pagos de la deuda para los países más pobres del mundo, pero urgió a ampliarla a 2022.

Según el jefe de la ONU, es necesario también ir más allá de estas acciones de alivio inmediato y reformar toda la arquitectura de deuda internacional para acabar con “los mortales ciclos” de deuda, crisis y “décadas perdidas”.

 “Incluso en 2019, antes de la pandemia, 25 países gastaban más en pagos de deuda que en educación, sanidad y protección social juntas”, subrayó, asegurando que ahora hay muchos gobiernos que se enfrentan a la “decisión imposible” entre cumplir con esos compromisos y salvar vidas.

Guterres aprovechó además para volver a pedir más solidaridad en la vacunación contra la covid-19 y para denunciar que el mundo está fracasando en este ámbito.  “Solo diez países en todo el mundo suponen alrededor del 75 por ciento de las vacunaciones globales. Muchos países todavía no han empezado a vacunar a sus sanitarios y a los ciudadanos más vulnerables”, señaló, recordando que mientras el virus circule por el mundo seguirá siendo una amenaza para todas las naciones.

NOTA
Latindadd impulsa desde el 2020 la creación de impuestos a la riqueza como un mecanismo para ayudar a la población a enfrentar los efectos negativos que ha causado la pandemia por la Covid-19. De acuerdo a cálculos recogidos en el informe “Impuestos a la riqueza y las grandes fortunas en América Latina y el Caribe” los países de la región podrían recaudar cerca de US$ 26.504 millones anuales.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido