jueves , 1 diciembre 2022

Bolivia recauda US$ 22.9 millones con Impuesto a las Grandes fortunas

Comparte en redes sociales

Autoridades señalan que recursos económicos serán destinados a obras en salud, educación, infraestructura productiva y otros proyectos, incluidos en la inversión pública.

Redacción. Al menos 22.9 millones de dólares recaudó el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) de Bolivia en la primera ronda de la puesta en marcha del impuesto a las grandes fortunas, aprobado en diciembre de 2020.

Los primeros resultados publicados por el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) tras el vencimiento del primer plazo establecido mencionan que La Paz encabeza la lista de millonarios en este país. El SIN detalló que la recaudación inicial recolectó Bs. 159,3 millones (aproximadamente 22.9 millones de dólares) por el Impuesto a las Grandes Fortunas (IGF), de los cuales Bs. 82,7 millones corresponden a los más acaudalados de ciudad de La Paz, quienes aportaron el 51,9% del total.

“Los ciudadanos que pagaron en la ciudad de La Paz representan el 51,9 por ciento; Santa Cruz tiene una recaudación de Bs. 61.590.621, que representa el 38,60% respecto total del país”, informó el presidente del SIN, Mario Cazón.

El funcionario también explicó que un total de 182 contribuyentes en el país cancelaron el IGF, tasa que se aplica a las personas naturales con elevada capacidad económica, cuando la fortuna neta acumulada al 31 de diciembre de cada año sea mayor a los Bs 30 millones (4,3 millones de dólares aproximadamente).

El IGF recae en aquellas personas cuyos patrimonios abarcan bienes inmuebles, vehículos automotores terrestres y de navegación aérea o acuática, inversiones de capital, depósitos en entidades financieras, dinero en efectivo en moneda nacional o extranjera, ingresos por seguros, joyas, obras de arte, antigüedades y artículos de colección y derechos de propiedad intelectual e industrial, según señala el decreto.

Resta el cumplimiento del segundo plazo del IGF para las personas naturales de nacionalidad boliviana o extranjera que no residen en el país, pero poseen en Bolivia una fortuna neta mayor de Bs. 30 millones (4,3 millones de dólares aproximadamente) que deben registrarse y pagar este impuesto hasta el 30 de abril de 2021.

Para resaltar el primer logro en la recaudación del IGF, Cazón puntualizó que el SIN superó en 59,4% la meta inicialmente proyectada por el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

La Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social – Latindadd, viene impulsando una campaña regional por la creación de impuestos a las grandes fortunas y a las riquezas, con el objetivo de ayudar a la población a enfrentar los efectos negativos que la pandemia por la covid-19 ha agudizado, causando crisis en los sistemas económicos, sociales y sanitarios. Los gobiernos de los países del mundo, y en particular de la región de ALC, deberán plantearse la posibilidad de incrementar los impuestos progresivos a las personas más ricas y de mayores ingresos. (José Luis Mancilla)


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido