Oficinas de NNUU avanzan en la medición de los Flujos Financieros Ilícitos

Comparte en redes sociales

Con creación de nuevo marco conceptual estadístico, oficinas de Naciones Unidas ayudarían a cuantificar y detectar ingentes sumas de dinero que pasan por fuera de los sistemas tributarios nacionales.

Redacción. Un nuevo marco conceptual para la definición y medición estadística de los Flujos Financieros Ilícitos (FFI) presentó recientemente la Oficina de Naciones Unidas sobre Crimen y Drogas (UNODC, por sus siglas en inglés), junto a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) en el que definen que los principales FFI a medirse deben confrontarse con el Sistema de Cuentas Nacionales y la balanza de pagos.

Cuando hablamos de FFI nos referimos a diversas actividades consideradas como delitos, pero también a algunos comportamientos relacionados con las prácticas fiscales y comerciales abusivas; además, erosionan las bases imponibles de los países, frenan y retrasan el desarrollo, afectan a la población e incrementan las brechas de la desigualdad pues recortan los recursos financieros que los gobiernos podrían destinar a programas sociales básicos como salud, alimentación y educación.

De acuerdo al documento elaborado por el equipo de UNDOC y UNCTAD, los FFI tienen su origen en la generación de ingresos ilícitos, que incluye el conjunto de transacciones transfronterizas realizadas en el contexto de la producción de bienes y servicios ilícitos o generar ingresos ilícitos de un actor durante una actividad ilícita no productiva. O, también en la Gestión de ingresos ilícitos, referidos a transacciones transfronterizas que utilizan ingresos ilícitos para invertir en activos financieros y no financieros o para consumir bienes y servicios.

Para clarificar este nuevo marco conceptual, LatindaddNoticias conversó con Stephanie Blankenburg, Jefe de la Subdivisión de Financiamiento de Deuda y Desarrollo de UNCTAD, que participó en la elaboración del informe “Marco Conceptual para la evaluación estadística de los Flujos Financieros Ilícitos”. La funcionaria de Naciones Unidas precisó que esta nueva herramienta es muy útil, pues “sigue incluyendo todo lo relacionado a las operaciones de las grandes empresas, como la evasión y elusión tributaria y el movimiento transfronterizo”.

Blankenburg precisó que este nuevo marco conceptual tiene un uso específico para la medición estadística a nivel global, es decir “es un ejercicio entre UNDOC y UNTACD para ver cómo estadísticamente, en las cuentas nacionales de todas las naciones miembros de ONU, se puede medir muchos FFI transfronterizos. En este contexto, es necesario obtener definiciones conceptuales sobre qué es lo que constituyen los FFI transfronterizos y este documento ayuda a clarificar”.

Lo más novedoso de esta nueva forma de medición es que no solo se basa en lo que detecta o registra ONU, sino que también toma los conceptos de FFI transfronterizos, como la evasión y elusión de impuestos por precios de transferencia. Aunque aún no hay datos exactos del volumen actual de los FFI en el mundo, “la importancia de este marco conceptual es que abre la vía de que se puede medir todo eso sobre la base de métodos estadísticos acordados”.

La funcionaria de UNTACD también precisó que en el caso de los países en desarrollo, una de las principales vías u orígenes que tienen los FFI está en la poca o nula capacidad técnica que tienen sus administraciones tributarias para enfrentar los esquemas de planificación tributaria agresiva de parte de las transnacionales que operan en sus territorios.

En ese sentido, destacó la falta de capacidad técnica de muchos países a la hora de realizar o intentar medir los FFI transfronterizos. Detalló que un paso importante es tomar el enfoque de medición abarcando las actividades criminales, como tráfico de drogas, de armas o de personas, cifras de corrupción y de abuso agresivo de legislación sobre leyes tributarias aplicándose a grandes empresas, actuando de forma transfronteriza.

Precisó también que en diversas mediciones o formas de intentar la cuantificación de los FFI ha habido discusiones diversas a la hora de incluir en estos a la elusión tributaria. “La importancia es que contextualmente queda la idea, bajo marcos jurídicos existentes, en países desarrollados, que esto no sea un crimen, pero hay un abuso sistemático y profundo de regulaciones tributarias”. En otro momento, Blankenburg mencionó que ante este nuevo esquema el trabajo que ha venido desarrollando la OCDE estaría rezagado y no representa un proceso global.

Finalmente invitó a las organizaciones de sociedad civil a seguir participando, aportando e impulsando las iniciativas en las diversas instancias y procesos que desde NNUU se viene implementando como el Panel FACTI y de cara a las próximas reuniones como en la reunión del grupo intergubernamental de expertos en financiamiento al desarrollo y las próximas reuniones ministeriales de UNCTAD XV


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.