jueves , 8 diciembre 2022

Perú: candidata a la presidencia propone impuesto a la riqueza y lucha contra paraísos fiscales

Comparte en redes sociales

La lideresa de Juntos por el Perú Verónika Mendoza reveló que es necesario un “impuesto a los ricos” para financiar reformas nacionales y atender a la población afectada por la pandemia.

Redacción. Fijar un impuesto a la riqueza y grandes fortunas, revisar las exenciones fiscales otorgadas a compañías mineras, así como fiscalizar las cuentas tributarias de empresas que evaden y eluden impuestos, mediante el uso de paraísos fiscales, son algunas de las medidas que en Perú se pondrían en marcha durante un eventual gobierno de la candidata Verónika Mendoza, según declaró la lideresa del movimiento Juntos por el Perú.

En entrevista con una radio local, Mendoza detalló que el Perú necesita una serie de reformas estructurales para devolver a la población la seguridad que necesita, así como dotar al país de mecanismos de desarrollo económico, principalmente porque el país andino ha sido uno de los más golpeados por la pandemia causada por el nuevo coronavirus, tanto a nivel económico como sanitario y social, ocupando los primeros puestos en los rankings de casos de contagios y de decesos a consecuencias de la Covid-19.

“Queremos refundar el Perú, que nadie muera porque no puede pagar un servicio de salud. Estamos ante la oportunidad histórica para hacer un cambio. La pandemia nos ha dado la oportunidad para recuperar el Estado que está secuestrado por mafias, por corruptos, por lobbystas, y ponerlo al servicio de la gente, garantizar la salud, la educación, pensiones dignas…  poner la vida por encima del lucro”, precisó la lideresa de la izquierda peruana.

Mendoza precisó que el estado actual de la economía peruana requiere que se lleva adelante “una segunda reforma agraria”. “Que nadie se asuste, planteamos un gabinete para el desarrollo agrario y rural, que esté presidido por el presiente y que conduzca la reforma agraria, con un programa nacional de riego, con planes de compras públicas. Eso que muchos otros países tienen apoyando al sector agrario.

IMPUESTO A LA RIQUEZA

En relación a cómo impulsar la economía del país y obtener fondos para financiar las reformas que señala, Mendoza detalló que afinarían la recaudación tributaria, enfocando la acción por ejemplo sobre las exenciones tributarias, que según detalló cada año le cuestan al Estado peruano alrededor de 4 mil millones de dólares, además de enfrentar la evasión tributaria y la elusión fiscal que cometen las grandes empresas que operan en el país, pero que triangulan sus actividades mediante paraísos fiscales para reducir sus obligaciones tributarias.

También indicó que en un eventual gobierno suyo, impulsaría la creación de un impuesto a las grandes fortunas, como un mecanismo para obtener recursos y financiar las reformas detalladas y asistir la población más afectada por la pandemia. “Un impuesto a las grandes fortunas, que podría pagar la gente que más tiene, los multimillonarios”.

También se refirió a la concentración que existe en el mercado financiero peruano, que es controlado por cuatro grandes grupos, y que de acuerdo a Mendoza no brindan las oportunidades necesarias a la ciudadanía peruana, pues muchas veces las tasas que cobran por créditos y préstamos son excesivas. Refirió que entre sus propuestas estaría crear una banca de fomento para los sectores que el mercado privado financiero no cubre.

REFORMAS TRIBUTARIAS MÁS URGENTES QUE NUNCA

Para el coordinador de la Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social – Latindadd, Carlos A. Bedoya, la propuesta de Mendoza es importante ya que marca el camino que deberán seguir los demás candidatos en el país andino, pues son temas cruciales que necesita la población para superar la crisis que enfrentan a nivel económico, social y sanitario.

“Las propuestas tributarias de Verónika Mendoza son coherentes con el momento de reformas que se ha abierto en Perú y la región a propósito de la pandemia. Todos los países de la región están endeudándose para atender la Covid-19 comprometiendo a las futuras generaciones. Por eso necesitamos reformas tributarias integrales donde los sectores que más han ganado incluso en medio de la pandemia, contribuyan debidamente a la caja fiscal. Es clave como dice Verónika que esta reforma aborde el problema de la evasión y elusión tributaria, en especial de las corporaciones, así como las guaridas fiscales y la revisión de los privilegios fiscales”, señaló Bedoya

En relación al impuesto a la riqueza y a las grandes fortunas, el coordinador de Latindadd comentó que esta es una medida urgente y que debe ser planteada de forma progresiva y con excepciones, a fin que no abarque ahorros de personas que han acumulado sumas de dinero considerables en base a sus trabajos o que tampoco incluya a los sectores de la clase media. “Quizá el primer umbral pueda ser entre 1 a 10 millones de dólares de riqueza, fijando un impuesto de 1% a 2%. A partir 10 millones adelante se pueden establecer nuevos umbrales y tasas. Asimismo urge abordar la tributación de las rentas de capital”.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido