Remunerar trabajos del cuidado cerraría brecha salarial entre mujeres y hombres

Comparte en redes sociales

Redacción. La mayor fuerza del trabajo no remunerado radica en las mujeres, en quienes realizan las tareas del cuidado, un labor esencial para la humanidad sin el que no podría existir nuestra sociedad como la conocemos, afirmó Leddy Mozombite, secretaria general de la Federación Nacional Trabajadoras y Trabajadores del Hogar del Perú (FENTTRAHOP).

“Las trabajadoras y trabajadores del hogar realizan una tarea importante, cuidamos a los niños, a los ancianos, mantenemos los hogares, pero este es un trabajo invisible, no es un trabajo al que la sociedad y el Estado le dan el valor que merece. Muchas veces se cree que las mujeres hemos nacido para realizar estas tareas, que es nuestro rol natural”, detalló al resaltar que la mayor carga del trabajo del cuidado, una labor que no es remunerada, recae esencialmente sobre las mujeres.

Mira el resumen noticioso elaborado por Nuestramerica.tv

“Cuidar a los demás es una contribución esencial para la sociedad, debería ser una fuente de ingresos económicos para las mujeres. Y con ese valor, se ayudaría a cerrar las brechas de ingresos entre hombres y mujeres”, estimó la dirigente de la FENTTRAHOP, federación que forma parte del movimiento “Huelga Mundial de Mujeres”.

Mozombite también afirmó que en el actual contexto de la pandemia, la situación de las trabajadoras del hogar se ha vuelto más vulnerable, pues muchas han sido despedidas y en otros casos han sido puestas en regímenes que semejan a la esclavitud: “muchas trabajadoras han sido encerradas, no les dejan salir de los hogares donde prestan sus servicios, con el pretexto de que podrían contagiarse y contagiar a los demás. No les dejan salir hasta que llegue la ansiada vacuna. Les han suprimido el día de descanso. Estamos regresando a la esclavitud y se están invisibilizando nuestros derechos”, denunció.

Durante su intervención en el webinar “Economía Feminista y Pandemia”, organizado por la Escuela de Maestría de Género y Desarrollo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y la Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social – Latindadd, Mozombite destacó que sin el aporte y labor que cumplen las trabajadoras del hogar cientos de familias no podrían satisfacer sus propias necesidades, ya que con la labor que ellas realizan las demás personas pueden salir a trabajar y estudiar. “Las familias para las que trabajamos salen a trabajar, nosotros cuidamos a sus hijos y ancianos. De esa forma aportamos al desarrollo económico de los países”.

Noticia relacionada:
Serafini: hay que destacar la sostenibilidad de la vida sobre la sostenibilidad de la deuda

De acuerdo a Mozombite, en el Perú el 92% de las trabajadoras del hogar cumplen sus labores en la informalidad, pues no cuentan con contratos por escrito, pues aunque hay una ley que regula esta labor, las integrantes del FENTTRAHOP consideran que es desfasada y discriminatoria. “Esta ley no contempla un contrato, todos nuestros derechos están a la mitad de otros trabajadores, no existe libertad sindical”.

Mira el webinar Economía Feminista


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.