jueves , 1 diciembre 2022

Impuesto a las ganancias extraordinarias para enfrentar crisis por coronavirus

Comparte en redes sociales

Redacción. El impacto negativo que está causando la pandemia del coronavirus a nivel social, sanitario y económico pone a los gobiernos de los países más afectados ante distintas coyunturas para hallar recursos financieros que les permitan superar con éxito problemas como sobreendeudamiento, desempleo, desabastecimiento, entro otros. Una de estas alternativas es crear un impuesto a las ganancias extraordinarias de las empresas que más están lucrando durante este período.

De acuerdo a un reciente artículo de la BBC, este tipo de impuestos ya fue puesto en práctica ante situaciones de extrema urgencia por recursos, como pasó en la Primero y Segunda Guerra Mundial y aplicaron países como Reino Unido, Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Francia, Italia y Estados Unidos.

Gravar a empresas con mayores ganancias

La idea es fijar tasas que graven las ganancias que estén por encima de los montos habituales, es decir, comparadas con los márgenes que tenían antes de la pandemia. En este caso, las empresas que han visto engordar sus cuentas han sido las grandes farmacéuticas y las firmas tecnológicas, principalmente; sin embargo la idea sería gravar todos los ingresos por encima del promedio de las compañías que registren alzas en los últimos meses.

El texto de la BBC argumenta que un problema de los países más golpeados económicamente por la pandemia es que mucho de ellos han estado inyectando fondos a sus economías en base a endeudamiento. Pero el problema será saber luego de dónde se obtendrán recursos para pagar esos créditos.

También citan a economistas que entrevistaron, quienes coinciden en que este tipo de impuesto es una alternativa viable. “Es inadmisible que algunas corporaciones se beneficien. La mayoría está perdiendo por la pandemia y todos nosotros, los contribuyentes, estamos gastando dinero para ayudar a la gente que más lo necesita”, argumenta Reuven Avi-Yonah, profesor de Derecho y director del Programa Internacional de Impuestos de la Universidad de Michigan.

De igual forma, otros analistas consultados por BBC recomiendan que esta tasa debería aplicarse de forma global, a fin de evitar la fuga de capitales, como sostiene Allison Christians, experta en Derecho Tributario de la Universidad McGill, en Montreal, Canadá.

Más alternativas ante la crisis

Si bien la opción de gravar las sobreganancias es una alternativa que está en discusión, hay también otras alternativas más fáciles de poner en marcha, como es la emisión de Derechos Especiales de Giro, lo que significaría, por ejemplo, para América Latina la inyección de 220 mil millones de dólares.

Otra alternativa que es discutida tanto a nivel de los parlamentos de la región, como impulsada desde la sociedad civil es la creación de un impuesto a la riqueza y a las grandes fortunas, de forma progresiva, que también permitiría aliviar la presión social y económica que están viviendo millones de ciudadanos y ciudadanas en los países en desarrollo y más pobres.

“La gran duda es qué va a pasar cuando se acaben los subsidios de emergencia y no existan nuevos puestos de trabajo, dónde vivirá la gente que no puede pagar el arriendo o la hipoteca de su casa, o qué harán las personas con la despensa vacía. Preguntas que siempre surgen en momentos de crisis, tal como ocurrió durante la Primera Guerra Mundial”, reseña la citada nota periodística.

FUENTE


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido