Martner: se pueden obtener más ingresos gravando las fortunas que están en territorios offshore

Comparte en redes sociales

El ICRICT presentó su informe “La pandemia mundial, recuperación económica sostenible y fiscalidad internacional” en el que da una serie de recomendaciones para que los países puedan iniciar la superación de la crisis económica que está causando el coronavirus, al respecto Latindaddnoticias conversó con Ricardo Martner, miembro del organismo citado, para conocer más detalles sobre los planteamientos que hacen y detalles de la situación económica de la región.

Redacción. Uno de los principales problemas que tienen los países de la región para aumentar sus ingresos fiscales es la baja recaudación que se consigue por medio de los impuestos a las rentas, muy por debajo de los índices alcanzados por países desarrollados. Al respecto, Ricardo Martner, miembro de la Comisión Independiente para la Reforma de la Fiscalidad Corporativa Internacional (ICRICT) refirió que mientras que para los países de América Latina la recaudación por esta tasa alcanza un 2% del Producto Bruto Interno (PBI) regional, en los países de la OECD llega a un 8%.

“Es una comparación escandalosa. El tema es cómo generar o recuperar sistemas administrativos fiscales y que tiendan a mejorar esa progresividad o recaudación del impuesto sobre la renta. Esto incluye muchas iniciativas, desde mayor fiscalización, mayor consolidación de los sistemas. Por ejemplo uniformizar las tasas de las corporaciones y de las personas, establecer un impuesto mínimo a las corporaciones y eso es algo que ICRICT ha insistido mucho, fijar esto en 25% a nivel global. Es decir un acuerdo global que permita finalizar con la competencia a la baja del impuesto sobre las corporaciones y a la vez eliminar las exenciones que existen al día de hoy, con esa falsa premisa de que a menos impuestos implica más inversión”, precisó.

En diálogo con Latindaddnoticias, Martner precisó también que si bien hay una diferencia entre los impuestos legislados y las tasas efectivas, se debe ver tributo por tributo, pues en la región el promedio efectivo mínimo recaudado a las rentas de las grandes corporaciones oscila en 5%. “En Estados Unidos la tasa efectiva está calculada en 11%, entonces pasar a 25% efectivo no es algo que se haga de una vez, pero es un norte. Y es un objetivo que debemos mantener a lo largo del tiempo, porque la idea es que las corporaciones son aquellas que finalmente reparten dividendos y al repartir dividendos es el momento de generar un impuesto sobre esos dividendos”.

RIQUEZA OFFSHORE

También estimó que otra forma de obtener más ingresos para los países es seguir lo que aconseja el economista Thomas Piketty, quien señala que se debe lograr una transparencia sobre el patrimonio de las personas. “Eso significa que las administraciones tributarias tengan información sobre el patrimonio de cada una de las personas, una transparencia patrimonial. Cosa que está lejos de ocurrir en la región. Saber quiénes son los beneficiarios últimos de las corporaciones o transacciones y de esa forma, más allá del impuesto que se pague al final (el numero será una discusión política) tener por lo menos los instrumentos para conseguir ese tipo de impuestos”, detalló.

De igual forma, consideró que también se pueden obtener más ingresos por recaudación gravando las enormes fortunas que están en territorios offshore, cifras que se conocieron hace algunos años cuando varios países de la región hicieron una suerte de amnistía para que sus ciudadanos declaren sobre sus patrimonios alojados en territorios de baja tributación. “Se fijó un monto menor al impuesto sobre la renta habitual cuando declarabas lo que tenías afuera. Los montos declarados fueron impresionantes, en Brasil, en Chile, en Perú, también en Argentina. Hay una fortuna exterior gigantesca para cada uno de nuestros países. Ya se hicieron las amnistías y por lo tanto se puede recuperar o usar esa información para que la gente pague lo que tiene que pagar. Pero no puede ser nuestro único objetivo. Hay que buscar recaudación donde haya utilidades excesivas, buscar recaudación donde haya solidaridad. Porque claramente los agentes económicos de altas rentas que depositan sus rentas en otros países, no están ejerciendo un rol de ciudadano solidario. La idea siempre es tener un sistema lo más progresivo posible y que los más ricos paguen más proporcionalmente”.

En relación a gravar los patrimonios o cuentas bancarias, Martner precisó que esto es viable pero que se debe hacer diferenciación entre los que tienen un acumulado por su trabajo y los que tienen capitales enormes. “El impuesto patrimonio, pero, ¿qué patrimonio? La riqueza financiera, claro, esté dentro o fuera del país. Y el impuesto al patrimonio inmobiliario, pero hay que tener cuidado porque este impuesto es bastante regresivo, porque hay mucha gente que pueda tener un buen departamento o una buena casa pero está endeudada, con tasas hipotecarias. Lo importante es el patrimonio neto, lograr ese cálculo que en el caso inmobiliario no es difícil. Para que paguen aquellos que efectivamente tengan dividendos demasiado altos. Hay que hacer ese tipo de ajustes que son importantes. Para que sea un impuesto progresivo, no se trata de imponerle un impuesto a la viuda del señor que tuvo ingresos mayores”, recalcó el representante de ICRICT.

LA HORA DE LAS DIGITALES

El reciente informe de ICRICT señala también que se deben “Introducir impuestos sobre los servicios digitales, diseñados con carácter progresivo y que se apliquen sobre las rentas económicas generadas por las empresas globalizadas de este sector”, en relación a este punto hay diversas propuestas. Una de las propuestas, que defiende el ICRICT, establece que se debe fijar un impuesto global y que este luego se deberá repartir entre las distintas jurisdicciones tomando en cuenta la cantidad de ventas, la población, el índice de pobreza. “Generar una redistribución desde el centro hacia abajo, para evitar el desvío de beneficios que no declaran impuestos en los países en que venden. Hay ciertos países que están poniendo esta tasa digital en 3%, como lo ha hecho la Unión Europea, sobre los beneficios calculados en cada una de las jurisdicciones. Eso ha generado presiones brutales por parte del gobierno de EEUU.”

Martner explicó que la otra propuesta para gravar a las grandes digitales (denominadas GAFA, por las iniciales de los cuatro gigantes del internet: Google, Amazon, Facebook y Apple) proviene de la OECD, que plantea un impuesto residual, es decir que se aplicaría en un impuesto extraordinario sobre utilidades extraordinarias y luego se redistribuiría a los países donde efectivamente se dan las ventas. “Todavía no está definido el mecanismos ni dónde va estar ni quién va recaudar, están en esa parte de la discusión de cuál de las partes van a ser las imponibles. ICRICT dice que debemos ir por los impuestos totales y la OECD dice que los impuestos residuales o extraordinarios. Es una diferencia importante”.

NECESIDAD DE ENDEUDAMIENTO

El panorama de la región en medio de la crisis económica y social es bastante claro de acuerdo a todas las estimaciones que han hecho distintos organismos internacionales, las que pronostican caídas en los índices de crecimiento económico no vistas nunca, así como una tremenda reducción en los ingresos fiscales, principalmente por la parálisis que impuso la cuarentena a la mayoría de actividades comerciales.

En ese sentido, Martner estimó que una de las salidas será el endeudamiento, principalmente el crédito barato al que muchos países de la región podrán acceder por las calificaciones positivas que tienen para ello. Pasado este período, el representante de ICRICT indicó que los gobiernos deberán iniciar un proceso de mayor activismo fiscal para pagar la deuda adquirida, además de iniciar una discusión que diga cómo mejorar la recaudación fiscal.

“El volumen de recaudación en América Latina alcanza el 23% del PBI, mientras que en los países de la OCDE llega a 34%, sin embargo muchos países de la región están en 20% o por debajo de esto. Hay un espacio tributario, una brecha gigantesca que se debe rellenar. Hay que recuperar esa trayectoria ascendente de los gobiernos y su capacidad de recolectar aquello que le corresponde para otorgar bienes públicos de calidad”, puntualizó.

Crédito de la imagen de portada: Diario LA TERCERA

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.