Durand: “Solo queda fijar un impuesto a las riquezas”

Comparte en redes sociales

Redacción Latindadd. Ante el panorama de una crisis económica, social y sanitaria, así como una menor recaudación tributaria por la parálisis económica que ha causado el cese actividades, como consecuencia de las cuarentenas que han impuesto la mayoría de gobiernos cobra fuerza, y sobran argumentos, para la creación de un impuesto a la riqueza y a las grandes fortunas, estimó Francisco Durand, sociólogo y profesor de Política y Gobierno de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

En diálogo con la periodista Verónica Insausti, para Nuestramerica.tv, Durand advirtió que existe una narrativa creada por las élites del poder económico en la que argumentan que ellos ya pagan muchos impuestos por lo que no tendría razón de ser la fijación de una tasa que grave sus grandes patrimonios y cuantiosas fortunas. “Los millonarios dicen que pagan muchos impuestos pero no es cierto. Piden facilidades para sacar su dinero y se lo llevan a paraísos fiscales. Piden un impuesto a la renta igual para todos, pero todo esto está llegando a su final, y viene así desde que empezó la crisis del modelo neoliberal, en el 2008”.

 Durand recalcó que si los gobiernos desean obtener recursos para enfrentar la crisis económica y social que está causando la pandemia por el coronavirus, no tendrán otra opción que gravar a las grandes riquezas.

“¿A quién le vas a cobrar más? Hay que rescatar a las empresas medianas y pequeñas para que el empleo no colapse. En esas circunstancias vas a tener un problema fiscal y no vas a poder recaudar más aumentando los impuestos a las ventas o al consumo. Al final solo queda fijar un impuesto a las riquezas. El sistema es muy regresivo en América Latina, se basa en impuestos indirectos que se recargan sobre las mayorías. No es cierto que los pobres no paguen impuestos, pagan el IVA y los selectivos al consumo, a los combustibles, que son elevados”, precisó el investigador que ha dedicado gran parte de su trayectoria académica a desentrañar los laberintos del poder económico y político de los grupos de élite en Perú.

NO BAJAR EL UMBRAL

El destacado investigador peruano también aclaró que un impuesto a las grandes fortunas no puede recaer sobre la clase media ni tampoco debería gravar los sueldos. “No puedes hacer como planteó Vizcarra (presidente peruano), de gravar los salarios por encima de los 3000 dólares. Si hay que fijarse en los sueldos, que sea en los súper sueldos, se puede gravar los que estén encima de los 15 mil dólares al mes, por ejemplo. Si un país no tiene un impuesto a la riqueza, debe crearlo, y si ya lo tiene deben revisarlo y ver si es suficiente o aumentarlo. Está claro que en estas circunstancias quien tiene más debe poner de su parte”, detalló.

En otro momento de la entrevista, Durand también precisó que la sociedad civil organizada y la ciudadanía deben ejercer presión sobre la clase política y sobre las administraciones tributarias para crear un impuesto a la riqueza, para que sean más proactivos. “Se hacen de la vista gorda con la fuga de capitales. Hay convenios internacionales que permiten evitar esto. Los gobiernos pueden usar estos mecanismos y tomar medidas para restringir esto. Esa es la gran batalla. Porque el sistema está agujerado. Argentina tiene 350 mil millones de dólares en el exterior, producto de la fuga de capitales; Perú tiene como 40 mil millones de dólares”.

LOBBY EMPRESARIAL

Otro grave problema que dificulta la aplicación de un impuesto a la riqueza son los lobbys que hacen los grupos de poder económico sobre las autoridades legislativas, advirtió Durand. Explicó que en muchos casos los futuros congresistas quedan “capturados” por los financiamientos de sus campañas políticas, y que en otros casos son los grupos de poder quienes les condicionan la contratación de asesores, quienes no solo monitorean la actividad política, sino que la dirigen y en muchos casos impiden iniciativas que atenten contra sus intereses.

 

Escucha el episodio de #NTVpodcast con la entrevista a Francisco Durand:

 

Crédito de la foto de portada: Ojo Público


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.