Islas Caimán, Estados Unidos y Suiza encabezan ranking de secreto financiero global

Comparte en redes sociales

El Índice de Secreto Financiero[1] 2020 analiza el progreso en la transparencia global, pero el retroceso de los Estados Unidos, Caimán y el Reino Unido provocan un llamado a sanciones

A diferencia de otras regiones, se vislumbra un liderazgo de América Latina en el uso de datos tributarios para combatir la corrupción y el lavado de dinero, aunque aún queda mucho por hacer.

La sexta edición del Índice de Secreto Financiero pone a Islas Caimán en el primer lugar, desplazando de este sitio a Estados Unidos y Suiza, segundo y tercer lugar respectivamente. Los 10 principales responsables del secreto financiero en el mundo actualmente son:

  1. Islas Caimán
  2. Estados Unidos
  3. Suiza
  4. Hong Kong
  5. Singapur
  6. Luxemburgo
  7. Japón
  8. Países Bajos
  9. Islas Vírgenes Británicas
  10. Emiratos Árabes Unidos

En América Latina, este año aumentó la lista de países evaluados. A diferencia de otras regiones, se nota un liderazgo en el uso de datos tributarios para combatir la corrupción y el lavado de dinero, pero aún queda mucho por hacer en temas de transparencia en la región. Los principales responsables del secreto financiero en América Latina son:

  1. Panamá
  2. Venezuela
  3. Guatemala
  4. Brasil
  5. México
  6. Chile
  7. Costa Rica
  8. El Salvador
  9. Paraguay
  10. Uruguay
  11. Bolivia
  12. Argentina
  13. Perú
  14. Colombia
  15. Dominicana
  16. Ecuador

Reducción global del secreto financiero:

En promedio, los países han reducido su contribución al secreto financiero global en un 7% respecto al 2018. Esto significa menos espacio para prácticas como las que usa la banca desregulada, la titularidad anónima de empresas fantasmas o de bienes inmuebles, lo que a su vez significa menos espacio para el lavado de dinero, la evasión fiscal y las enormes concentraciones de riqueza offshore.

Por el contrario, solo unas pocas jurisdicciones que manejan gran parte de los servicios financieros mundiales siguen defendiendo y ofreciendo secretismo financiero, especialmente Estados Unidos, Islas Caimán y el Reino Unido. Con Suiza finalmente mejorando lo suficiente como para salir de la parte superior del índice, el eje de secreto financiero ahora tiene un carácter angloamericano y constituye, de lejos, la mayor amenaza global de corrupción y abuso fiscal. Estados Unidos aumentó su contribución al secreto financiero mundial en un 15 por ciento; el Reino Unido aumentó su contribución en un 26 por ciento. Es por eso que Tax Justice Network y organizaciones aliadas hacen un llamado a los responsables políticos para que prioricen las sanciones contra estos reincidentes.

Reformas de transparencia y el “ABC” de la justicia fiscal:

El Índice de Secreto Financiero 2020 muestra que las mayores reformas han sido en el Intercambio Automático de Información (1) y los Registros de Beneficiarios Finales (2), mientras que la transparencia sobre los Informes País por País (3) han sido débiles. Estas tres áreas de reforma, también conocidas como el “ABC” de la justicia fiscal, han recibido la mayor atención de los activistas, expertos en tributación y formuladores de políticas en los últimos años.

América Latina, algunos datos

Si bien el índice aún no incluye a la totalidad de los países de la región, los datos obtenidos ayudan a tener un análisis detallado de la implementación de herramientas que permiten ir hacia la transparencia fiscal y erradicar el secretismo en los países analizados.

Algunos datos muestran por ejemplo que Ecuador tiene un liderazgo en la región con un bajo puntaje de opacidad gracias en parte a la implementación de una excelente ley de registro de Beneficiarios Finales, el mejor registro en el índice (esto por ejemplo permitió encontrar indicios de que su actual vicepresidente haya usado una empresa offshore – que actualmente es ilegal en ese país). Parte de estas regulaciones se debió a las acciones del gobierno anterior (Rafael Correa) y la pregunta que definitivamente nos podríamos hacer es: ¿qué pasará ahora con ese país y su liderazgo que ha demostrado en la región y en todo el mundo?

En el otro extremo del índice, Panamá como en años anteriores mantiene un alto puntaje de opacidad, aunque finalmente ha decidido participar en la implementación del estándar global de Intercambio Automático de Información. Veremos qué implicancias tendrá en la transparencia de la información fiscal en los próximos años.

Las “visas de oro” (la venta de ciudadanía o residencia a cambio de dinero) ofrecidas a las élites latinoamericanas y de otras partes del mundo, representan un grave riesgo a la transparencia, especialmente si son adquiridas en países que no participan del intercambio automático de información bancaria o que tienen un régimen fiscal con exenciones a favor de la renta de individuos. Ejemplos de los países que pueden representar un riesgo en este sentido incluyen a Costa Rica, Rep. Dominicana, El Salvador, Guatemala, Paraguay, Panamá y Perú.

En el caso de Venezuela cabe indicar que, si bien aparece en segundo en el ranking, hay que tener muy en cuenta la seria situación que conlleva un agresivo bloqueo financiero de entrada y salida de divisas, un sistema económico con grandes distorsiones y enormes restricciones que lo sitúa al borde de ser un país en guerra. La falta de información sobre el régimen legal de transparencia del país, que no ha sido evaluado por organismos internacionales recientemente, han incidido para que la información levantada en el Índice lo ubique en esta posición.

Uruguay ha tenido un muy buen desempeño en la reglamentación “sólida” sobre la presentación local del “informe país por país” [2] para identificar casos de abuso fiscal por parte de multinacionales. A diferencia de otros países que se someten a las imposiciones de la OCDE o que ni siquiera desean obtener el informe país por país, Uruguay se asegura de obtenerlo incluso de las subsidiarias locales, logrando utilizarlo de la forma que las autoridades consideren pertinente (y no necesariamente según las imposiciones de la OCDE).

México es el vecino más cercano de dos de las tres principales jurisdicciones del ISF y, por lo tanto, tiene un alto riesgo de Flujos Financiero Ilícitos para EE. UU y Caimán. Una forma de mitigar estos riesgos consistiría en que México promulgara registros de propiedad pública como lo hizo Ecuador, y requisitos sólidos de presentación del informe corporativo país por país, como lo ha hecho Uruguay.  Sería un desafío revisar el acuerdo comercial con los EE. UU. con vistas a exigir un intercambio de información tributaria totalmente recíproco.

Recomendaciones de Tax Justice Network

El Índice de Secreto Financiero 2020 muestra que los estándares internacionales sólidos sobre transparencia pueden ser efectivos para impulsar un progreso significativo. Se recomienda tres acciones inmediatas:

  1. Contramedidas. Los gobiernos reconocen cada vez más las consecuencias nocivas del secreto financiero y han comenzado a tomar medidas inmediatas para reducirlo. Para eliminar realmente el secreto financiero, se necesitan contramedidas significativas contra las jurisdicciones y sus actores económicos que se niegan a cooperar, independientemente de su poder económico.
  2. Transparencia fiscal corporativa. A medida que la OCDE revisa su estándar para los informes país por país este año, deben abordar las principales fallas técnicas de los estándares actuales y converger hacia el nuevo estándar tributario de la Global Reporting Initiative (GRI). Los gobiernos, incluidos los de la Unión Europea que se han retrasado repetidamente, deben seguir el ejemplo de las principales empresas que ahora informan voluntariamente dichos datos y deben hacer que la publicación sea obligatoria.
  3. Propiedad anónima. El Grupo de Acción Financiera (GAFI) debería añadir a sus recomendaciones vinculantes la implementación de registros públicos de beneficiarios finales de todos los vehículos jurídicos.


Alex Cobham, director ejecutivo de Tax Justice Network, señaló:

“El mundo ha comenzado a ganar la lucha contra el secreto financiero, y esas son buenas noticias para todos. El secreto financiero ha mantenido a los carteles de la droga financiables, el abuso fiscal factible y el tráfico de personas rentable, pero la mayoría de los países ahora están dejando en claro que este no es el mundo que queremos. Crear un mundo justo que trate a todos los miembros de la sociedad como iguales significa restructurar nuestros sistemas financieros y fiscales para que funcionen con transparencia, asegurando que los países cuenten con los recursos y la institucionalidad adecuados para apoyar a todos para llevar una vida significativa y satisfactoria. Todavía tenemos mucho trabajo por delante y los países deben mantener el pie en el acelerador”.

“Sin embargo, es deplorable que, frente a este progreso, un eje de secreto angloamericano haya optado activamente por duplicar las prácticas que exacerban la corrupción, el abuso fiscal y las desigualdades globales. Las encuestas muestran que las personas en los EE. UU. y el Reino Unido están a favor de una mayor transparencia y una fiscalidad progresiva, pero si sus gobiernos no están dispuestos a cumplir con esto, los responsables políticos de otros lugares deben considerar activamente las contramedidas”.

Luis Moreno, coordinador de Justicia Fiscal de la Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social – Latindadd

El Índice de Secreto Financiero nos da luces que América Latina de a pocos va sumándose a los esfuerzos globales por frenar el fraude fiscal que tiene en su corazón la opacidad financiera–y bajo el cual se canalizan los flujos financieros ilícitos. Sin embargo, aún no es suficiente; queda la gran tarea de seguir redoblando y sumando mayores esfuerzos regionales para lograr que la opacidad y el fraude fiscal desaparezcan de la región. La solución para estas cuestiones pasa ahora por una decisión política; pero es necesario que este cambio ocurra en el ámbito nacional y también en el regional, para así fortalecer la cooperación contra este saqueo fiscal entre nuestros países .

Tenemos la necesidad de que los sistemas tributarios sean más transparentes, justos, y equitativos, pues solo así se podrá reducir la inequitativa redistribución de los recursos que no permiten el cumplimiento de las metas de desarrollo sostenible y un cambio de modelo de financiamiento que nuestros países urgentemente requieren.

Acceda al Índice de Secreto Financiero en este enlace

____________________

[1] El Índice de Secreto Financiero califica el sistema financiero y legal de cada país con 20 indicadores, cada uno compuesto por varios subindicadores, para obtener un puntaje de secreto para el país. Los 20 indicadores pertenecen a cuatro categorías, una de las cuales explora el desempeño de los países en el intercambio automático de información, otra explora el desempeño en el registro de beneficiarios reales y dos exploran el desempeño en los informes país por país.

[2] La presentación de informes país por país es una práctica que requiere que las empresas publiquen información sobre las ganancias y los costos en los que incurren en cada país en el que operan, en lugar de solo publicar un resumen global de sus ganancias y costos de forma agregada


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir al contenido