FFI: ¿problema global o regional?

Comparte en redes sociales

El presente artículo ha sido redactado por la economista Katiuska King, para la  REVISTA ECONOMÍA de la Universidad Central del Ecuador.

En el texto, King analiza si la problemática de los flujos financieros ilícitos puede ser explicada desde una perspectiva global o regional, identificando puntos de encuentro y desencuentro entre los intereses de los países en función de las repercusiones que esta genera, así como de las propuestas de solución en actual discusión. El dumping social y la estabilidad financiera se cuentan entre los principales elementos de encuentro mientras que el reciclaje financiero y la representación de las instituciones que discuten las soluciones se pueden considerar como componentes de desencuentro fundamentales.

El término «flujos financieros ilícitos» (ffi) fue acuñado por organizaciones de la sociedad civil que promueven la transparencia financiera para exponer una problemática palpitante y clave para la economía y la sociedad tanto a nivel macro y microeconómico como de la economía política internacional. El término ilícito no hace solo referencia a la economía explícitamente delictiva como la corrupción, la trata de personas y el narcotráfico, cuyos recursos una vez blan-queados pueden buscar refugio externo, sino también a prácticas para evadir o eludir impues-tos, sobre todo, por parte de empresas multinacionales (emn) y personas de alto patrimonio.

Los flujos financieros ilícitos son «movimientos transfronterizos de dinero que han sido ile-galmente obtenidos, transferidos o usados» (Tax Justice Network, 2015). Estos movimientos se realizan tomando varios senderos de países hasta llegar a los circuitos financieros mundia-les en los que se cuenta principalmente Nueva York y Londres, y de importancia para los ffi, Holanda, Suiza, Singapur e Irlanda (García-Bernardo, Fichtner, Takes, y Heemskerk, 2017). Es decir, los ffi no permanecen guardados en los países llamados paraísos fiscales, sino que se reciclan a través de los centros financieros y luego pueden regresar en forma de deuda o nue-vas inversiones.

El capitalismo contemporáneo mantiene sus riesgos y contradicciones, más aún en el contexto de una globalización económica y financiera marcada por la actividad de esta última, en la que se observa con claridad la concepción del capital, planteada por Marx, como relaciones sociales y de poder.

Para ello se debe partir de que actualmente se considera a la economía sin aparente influencia de la política lo que la posiciona como neutra, empezando por los temas que se investigan. Bhaduri (2011) nos recuerda que la economía política debe ayudar a entender mejor el mundo en el que vivimos antes que inventar abstracciones de la realidad, alejadas de la complejidad social y económica. Lo que sucede hoy por hoy en la investigación económica es que se ajustan las técnicas a las temáticas en vez de buscar temas relevantes que expliquen la situación existente y que cuestionen el sentido común económico dominante.

Este artículo analiza desde la economía política si los ffi deberían ser considerados desde lo global o desde los países periféricos; para la región latinoamericana algunas aristas de este fenómeno han sido analizadas (King, 2018). La metodología utilizada en este artículo parte de examinar los distintos ángulos de los ffi, identificando puntos de encuentro y desencuentro entre grupos de países que se benefician o perjudican de ellos. Este artículo introduce la temática, continúa con un breve recuento teórico de economía política internacional. Discute los elementos más relevantes de los ffi en clave de economía política internacional y concluye.

Si desea seguir leyendo el artículo, haga click en este enlace.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.