martes , 29 noviembre 2022

Guerra comercial de Trump ya afecta economía global

Comparte en redes sociales


“La guerra comercial ya es una realidad”, ha asegurado el economista jefe de Fitch Ratings, Brian Coulton. “La aprobación, recientemente, de aranceles sobre 200.000 millones de dólares de productos importados desde China tendrá un impacto material en el crecimiento global”, ha añadido.

La agencia también ha alertado de que, aunque ya ha incluido en sus perspectivas el impacto de unos aranceles del 25%, los riesgos sobre las previsiones de crecimiento han aumentado.

Mira el video de la conferencia magistral de Oscar Ugarteche en la que analiza la Guerra comercial de Trump

De acuerdo a los cálculos de la firma, China va a resultar más afectada por la escalada comercial. En esta línea, Fitch estima que el país asiático crecerá un 6,1% en 2019, frente al 6,3% anterior. Estados Unidos, por su lado, crecerá el próximo año un 2,9%, frente al 2,8% anterior.

Fitch ha especificado que la revisión al alza del crecimiento del país norteamericano se debe a las “perspectivas de la política fiscal” implementadas por el Ejecutivo de Donald Trump, así como por una política “agresivamente” expansionista.

Por otro lado, la revisión del crecimiento económico en 2019 también se debe, en opinión de la agencia de calificación, a la transición en materia de política monetaria. El próximo año, los cuatro principales bancos centrales (la Reserva Federal de Estados Unidos, el Banco Central Europeo, el Banco de Japón y el Banco de Inglaterra) comenzarán a reducir, o a eliminar completamente, sus programas de expansión cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés).

“Debido a que los cuatro bancos centrales han comprado activos por valor de un billón de dólares anuales, de media, desde 2009, es probable que una disminución de la liquidez tenga varias ramificaciones, que podrían incluir presiones sobre los rendimientos de los bonos y un aumento de la volatilidad del mercado financiero”, ha subrayado Coulton.

A la vez, Fitch Ratings redujo en 0.1 puntos porcentuales su pronóstico sobre el crecimiento global para 2019 a 3.1% desde su pronóstico de junio y en 0.2 puntos porcentuales la estimación de expansión económica de China para el próximo año, a 6.1%.

Sin embargo, la agencia dijo que a pesar de estos ajustes en sus previsiones, las perspectivas para el PBI global a corto plazo siguen siendo sólidas y que el crecimiento mundial llegaría al 3.3% este año, desde el 3.2% registrado en 2017, muy por encima del promedio histórico a largo plazo de 2.6% anual.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido