Últimas Noticias
Home » JUSTICIA FISCAL » Elusión tributaria, uno de los males de la economía
Elusión tributaria, uno de los males de la economía

Elusión tributaria, uno de los males de la economía

Mientras la recaudación de impuestos en el Perú caía de 16% del Producto Bruto Interno (PBI) a 12,5% durante los últimos cuatro años, la salida de capitales, desde el Perú hacia los paraísos fiscales, se multiplicó por 16 veces entre el 2001 y el 2016, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Con la tasa de recaudación más baja de los últimos trece años, la elusión tributaria se presenta como uno de los principales problemas de un país que busca ansiosamente el crecimiento económico, pero que no logra retener los impuestos que este le puede otorgar.

Según un estudio de Oxfam, al que tuvo acceso La República, solo en el 2016 salieron US$ 8.000 millones desde el Perú hacia paraísos fiscales, lo que equivale al 4% del PBI.

Entre los destinos favoritos están Suiza, Islas Caimán, Luxemburgo y Panamá, en donde el incremento de capitales peruanos se ha multiplicado desde 20 hasta 90 veces en los últimos quince años. Cifras alarmantes.

Susana Ruiz, economista encargada de Justicia Fiscal en Oxfam, explica que no tiene sentido buscar la reactivación económica si es que no se preparó un sistema que permita frenar y controlar las salidas de dinero. Peor aún si se aspira a integrar la OCDE en el 2021, cuando estos países alcanzan el 30% de presión fiscal.

“¿Por qué esa obsesión por crecer si ese crecimiento no se queda en el país? Es absurdo atraer inversión y no hacer el esfuerzo para retener el rendimiento y el retorno social que esa inversión podría estar dándole al país”, explicó Ruiz a La República.

Perú, ¿un paraíso?

La situación es tan crítica que el Perú estuvo cerca de ser considerado un paraíso fiscal por su poca voluntad de intercambio de información. Sin embargo, recientemente el Estado inició su participación en el Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información con Fines Fiscales, órgano de la OCDE, con lo cual se logró apagar las alarmas.

“Uno de los criterios de la Unión Europea para determinar un paraíso fiscal es la transparencia y la opacidad al intercambio de información. Si Perú no hubiera firmado, podría haber sido considerado dentro de la lista negra y eso perjudica los intereses comerciales, políticos. Un territorio que no lo hace, lo que quiere es proteger el secreto de las transacciones”, explica Ruiz.

MEDIDAS

Los acuerdos de cooperación internacional son fundamentales, pero no son suficientes para combatir la elusión tributaria. Si bien en el 2012 el Congreso aprobó la norma XVI del título preliminar del Código Tributario, especial para la elusión tributaria, este aún permanece sin reglamentación y suspendida en su aplicación.

“El primer paso debería ser la reglamentación de la norma XVI que está dormida. Esa norma antielusión debe permitir poner en marcha una política de lucha contra los paraísos fiscales. También se debe revisar la definición de paraísos fiscales, pero faltan algunos territorios que aparecen con marca limpia, como Holanda e Irlanda, que son considerados como de los más agresivos en los montajes fiscales”, explica Ruiz a La República.

También es necesario equipar a la Sunat con mayor cantidad de recursos que le permitan detectar estos casos. En 2014, Tania Quispe, ex jefa de la Sunat, reconoció que solo había capacidad para fiscalizar 300 casos de operaciones que incluían precios de transferencia de un universo de más de 6.000 operaciones, es decir, apenas el 5% del total. La cifra es alarmante si se tiene en cuenta que en el 2013, con 187 fiscalizaciones, se detectó una elusión de US$ 105 millones.

¿MÁS LAVA JATOS?

El caso Lava Jato, los Panama Papers y los Paradise Papers terminaron vinculándose debido a la triangulación de operaciones, es decir, la corrupción y los paraísos fiscales terminan siendo compinches cuando de esconder dinero se trata.

Emprender una lucha contra la corrupción también implica controlar la cantidad de dinero que sale desde el país hacia el extranjero.

“La corrupción sería mucho menor si no existieran los paraísos fiscales. Estos son un catalizador y un facilitador de todas estas prácticas porque permiten esconder grandes cantidades de dinero”, sostiene Susana Ruiz.❧

Más datos

Víctor Shiguiyama, jefe de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat), detalló que el intercambio de información para combatir la elusión fiscal iniciará en el año 2020, tras la firma de los acuerdos de cooperación.
Entre el 2001 y el 2016, la salida de capitales desde el Perú hacia Suiza se multiplicó 90 veces; hacia Islas Caimán, 23 veces; hacia Panamá, 20 veces; hacia Luxemburgo, 25 veces.
La premier Mercedes Aráoz anunció que la próxima semana solicitará facultades legislativas económicas para combatir la elusión tributaria.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*