Últimas Noticias
Home » JUSTICIA FISCAL » Perú: repercusiones de los papeles de Panamá
Perú: repercusiones de los papeles de Panamá

Perú: repercusiones de los papeles de Panamá

Rodolfo Bejarano *

En el Perú la revelación de los Papeles de Panamá se dio en un contexto de turbulencia electoral en el que muchos de los postulantes a la conducción del país se vieron de alguna forma envueltos por el uso y abuso de entidades offshore creadas con diversas finalidades, que van desde la realización de operaciones comerciales y empresariales para no pagar impuestos hasta el ocultamiento de los verdaderos dueños que están detrás de empresas que pretenden contratar con el estado o que han servido de canales para financiar campañas electorales.

Al igual que en los casos más sonados a nivel global, son diversos los ámbitos a los cuales pertenecen los personajes que han recurrido a los servicios del tristemente famoso bufete de abogados Mossak Fonseca. Gracias al trabajo de investigación de medios como Convoca, IDL reporteros y Ojo Público, tanto políticos como empresarios y personajes del espectáculo han ido apareciendo como vinculados a estas prácticas, siendo además facilitadas por estudios de abogados –muchos de ellos de renombre- que han servido de intermediarios entre los clientes y la firma panameña.

Según la información presentada por estos medios, existen más de un centenar de personas y empresas peruanas que han gestionado la creación de empresas offshore recurriendo a los servicios de Mossack Fonseca, vinculadas a sectores como la minería, agroindustria, forestal, financiero, inmobiliario, entre otros. Como era de esperarse, en el listado están presentes algunas de las familias más poderosas del país. Apellidos como Wiese, Ivcher, Letts, Gubbins y Wong,asi como algunos de los personajes más influyentes de la televisión y la gastronomía, como Magaly Medina y Gastón Acurio, son parte de la base de datos que revelara el consorcio de periodistas y sus asociados en Perú.

Este artículo fue escrito para la edición 516 de la revista “América Latina en Movimiento”, coeditada por ALAI y Latindadd.

Los hechos parecen demostrar que el auge de alguna actividad altamente rentable o boom de algún sector económico, en lugar de generar mayores ingresos al fisco debido a las grandes ganancias que se obtienen, y por lo tanto mayor pago de impuestos, lo primero que sucede es que se busca la forma de minimizar todo lo posible las obligaciones tributarias o de ocultar dinero sucio por medio de diversos canales. Parece ser que estos sectores e individuos resultan ser altamente atractivos para aquellos asesores legales y contables que saben cómo sacar provecho a la existencia de guaridas fiscales.

El destape de los PP generó una reacción casi inesperada de la Sunat al tomar las riendas del asunto y allanar el inmueble donde reside la persona responsable de representar a la firma panameña en el Perú, logrando incautar archivos e información contable y financiera de Monica de Ycaza. Aunque la intervención se hizo operativa una semana después de que los PP salieran a la luz, la autoridad tributaria tuvo que esperar a que se contara con la autorización del Poder Judicial y el apoyo de la fiscalía especializada en delitos tributarios, para acceder a documentos físicos así como a archivos electrónicos que pudieran servir de prueba irrefutable para las autoridades sobre las operaciones de esta entidad que no estaba inscrita en registros públicos.

De aquella intervención, a pesar que se anunció la creación de un grupo de investigación especial, hasta ahora no hay ninguna novedad sobre procesos o sanciones a los involucrados en los casos relacionados a los Panama Papers, lo que al parecer es producto de una inicial emoción que se ha ido diluyendo en el tiempo. Incluso, casi al mismo tiempo de la subsecuente salida de más casos y destapes como producto de las investigaciones periodísticas, la Sunat se acordó de los evasores de impuestos locales de poca monta que venden su imagen y presencia en espectáculos privados y que les permite tener lujos de la noche a la mañana. La prioridad no debe ir por ese lado.

El reciente ganador de la contienda electoral, Pedro Pablo Kuczynsky, y su partido político no han dicho nada respecto a las posibles medidas que se deberían tomar para evitar que se den estas formas de evasión y elusión, medidas que deberían ser parte de una política que ahora se torna imprescindible dada la caída de ingresos tributarios producto de los menores precios internacionales y de las reformas que trajeron la paulatina reducción de las tasas de impuesto a la renta. Según la Sunat la recaudación en el 2015 cayó en 3.15% respecto al año anterior, debido principalmente a la menor recaudación del impuesto a la rentaa las empresas y personas, es decir, hay una mayor carga impositiva que recae en impuestos indirectos, haciendo más regresivo el sistema tributario.

La planificación fiscal agresiva es la herramienta que usan las empresas para no pagar impuestos aprovechando la desregulación y opacidad del sistema financiero y la competencia desleal que produce la existencia de paraísos fiscales. La falsa facturación, la manipulación de los precios de transferencia y los préstamos intrafirma son mecanismos bastante usados por las grandes corporaciones en sus operaciones comerciales, las que en gran parte involucran a filiales ubicadas en paraísos fiscales. La Sunat calculó que entre 2006 y 2015 las operaciones que han realizado los principales contribuyentes con paraísos fiscales han pasado de 6,500 millones a 13,700 millones de soles, es decir, estas operaciones se han más que duplicado en una década[1]. De este monto, la mayor parte corresponde a operaciones realizadas con Islas Caimán, Panamá, Hong Kong y Barbados.

Si bien existe un trabajo de fiscalización y control que realiza la administradora tributaria, esta no se da abasto para poder abarcar la totalidad de contribuyentes y mucho menos la totalidad de operaciones que pueden ser sospechosas de fraude tributario, lo que, según la OCDE, le significa al Perú una pérdida de unos 300 mil millones de soles[2]. Una de las maneras para atacar este problema es a través de la aplicación de normas que le den mayores facultades a la Sunat para poder controlar dichas prácticas. Una de ellas es la “Clausula General Antielusiva Tributaria”, más conocida como la Norma XVI, que pese a haber sido propuesto por el MEF allá por el año 2012, esta norma se quedó estancada en el Congreso debido a la pugna de intereses empresariales para evitar que sea aprobada.

La Norma XVI no solo constituye una importante herramienta para combatir la elusión, sino queya es un requisito indispensable para que nuestro país pueda estar al nivel de países vecinos que ya la están aplicando en un marco de modernización de sus sistemas tributarios. El nuevo gobierno entrante tiene en sus manos tomar una decisión que permita de una vez por todas la aplicación de dicha norma para que, junto a la eliminación del secreto bancario y tributario, nuestro país pueda dar el gran salto hacia la transparencia y la lucha contra las prácticas tributarias nocivas.

[1]http://gestion.pe/politica/empresas-realizaron-operaciones-paraisos-fiscales-s-13700-millones-dice-jefe-sunat-2157782

[2]https://poder.pe/2016/07/18/01208-contra-la-elusion-fiscal-la-ultima-reforma-de-humala-o-la-primera-de-ppk/

* Rodolfo Bejarano es coordinador de investigación de Latindadd.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*