Últimas Noticias
Home » NUEVA ARQUITECTURA FINANCIERA » Cambios en Cuba
Cambios en Cuba

Cambios en Cuba

Carlos Bedoya
Coodinador de Latindadd

No cabe duda que Cuba atraviesa por profundos cambios que al cabo de un tiempo relanzarán la revolución que empezó en 1959. Tanto la actualización de su modelo económico, que abre las puertas para la inversión privada, como la recomposición de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos van a tener impactos que acabarán con la tensión de guerra fría que se vivía allí como fruto de un bloqueo económico abusivo de décadas.

Los cubanos tienen un Estado sólido y eso es garantía de que la actualización de su economía no terminará como la perestroika rusa de los ochenta de ninguna manera. La actualización incluye: zonas portuarias especiales como el puerto de Mariel, muchas más asociaciones público-privadas que resguardan intereses estatales, la apertura a más de un millón de pequeños empresarios cubanos, la llegada de Internet masivo a la isla, la transferencia regulada de la tierra a los agricultores, los indicadores de eficiencia para las empresas públicas, la apertura de varios sectores productivos; la eliminación de la doble moneda; etc.

Esto no es una perestroika cubana que acabará con la revolución y con el poder del pueblo. Todo lo contrario, lo de Cuba se parece más a la transición china, a un socialismo de mercado como le llamaban los asiáticos. Si a eso se le suma la gran fortaleza que la isla tiene en salud y educación, que han hecho de Cuba un gran proveedor de servicios profesionales de varios países del mundo, incluyendo España, es muy probable que en unos años tengamos un polo industrial muy próspero en medio del Caribe.

Acabo de estar de La Habana, en el encuentro hemisférico de organizaciones y movimientos sociales de la región para celebrar los diez años de derrota del ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas) y donde se ha lanzado una articulación social para enfrentar los enormes retos de un nuevo periodo en la región caracterizado por la desaceleración económica.

La organización del evento fue impecable, como saben hacer los cubanos. Y esa es su mayor activo, todo lo organizan bien, tanto así que tienen un Estado que llega a todos los rincones de la isla y que será lo que les permitirá enfrentar los enormes retos que se vienen, como el aumento del poder adquisitivo de los ciudadanos, crear programas sociales para quienes se demoren más en acomodarse a la actualización, no dejar que se dispare la desigualdad, y sobre todo llevar de la mejor manera la presencia activa de una diplomacia norteamericana, que, ya con embajador y funcionarios trabajando en La Habana, no dudará en seguir con sus sabotajes.

Ya no era posible seguir con una economía de guerra fría en Cuba. El pueblo cubano ha resistido con firmeza duros ataques para defender su revolución y soberanía. Ahora se apresta a dar un gran salto cuyo proceso está en marcha y es irreversible. Ver en las calles a las nuevas generaciones usando el internet e intercambiando con el mundo, al mismo tiempo que hay un Estado que planifica y lidera el proceso para que la salud, la educación y la seguridad social sigan siendo la base de lo conquistado por uno de los pueblos más calificados de la región, es sorprendente.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*