Últimas Noticias
Home » NUEVA ARQUITECTURA FINANCIERA » Profundizar la lucha por la justicia social
Profundizar la lucha por la justicia social

Profundizar la lucha por la justicia social

Con una multitudinaria presencia, concluyó el miércoles 18 en Medellín la VII Conferencia Latinoamericana de Ciencias Sociales, Clacso 2015, uno de los eventos académicos y políticos más importantes del mundo. Durante la sesión de cierre, miles de jóvenes, dentro y fuera del Centro de Convenciones Plaza Mayor, acompañaron el debate del ex juez Baltasar Garzón y del intelectual portugués Boaventura de Sousa Santos sobre el proceso de paz colombiano y los desafíos de un escenario de posconflicto para el país y la región.

El evento contó con más de 37 mil inscriptos, 80 por ciento de ellos con menos de 25 años, y un amplio programa con 250 actividades en las que intervinieron los 600 invitados internacionales; intelectuales, activistas sociales, políticos, periodistas y sindicalistas de 43 países del mundo, desde el Líbano y Vietnam, Estados Unidos y Rusia, India y Senegal, a toda América Latina y el Caribe.

Los debates de Clacso 2015 tuvieron como eje central las transformaciones democráticas, las luchas por la justicia social y los procesos de paz en el mundo. Luiz Inácio Lula da Silva y José Pepe Mujica fueron protagonistas de dos memorables conferencias que literalmente pararon la ciudad de Medellín. Se calcula que más de 15 mil personas acompañaron cada una de sus intervenciones destinadas a discutir la importancia de la participación política de los jóvenes y los avances de los procesos de integración latinoamericana durante la última década. El tema también fue abordado por Ernesto Samper, secretario general de Unasur, otra de las tantas figuras presentes en la Conferencia.

Durante las jornadas de Medellín, un asunto se presentó con insistencia: la coyuntura argentina ante la inminencia del segundo turno electoral. En numerosos paneles, la preocupación ante un eventual retroceso en el proceso de democratización política, social y económica que ha vivido el país durante los últimos años, generó intensos y encendidos debates. La Conferencia Clacso 2015 llamó la atención sobre el avance conservador que vive América latina y sobre los catastróficos efectos que tendría el retorno a las políticas de ajuste llevadas a cabo por los gobiernos neoliberales en la década del noventa. Lula y Mujica fueron enfáticos al expresar que no sólo hoy estamos frente al riesgo de un retroceso en las conquistas sociales, sino también en las políticas de integración regional, nada menos que a los 10 años de esa inmensa conquista que fue la Cumbre de Mar del Plata y del No al ALCA.

Un amplio número de intelectuales argentinos, presentes en la Conferencia, elaboraron un documento de apoyo a la candidatura de Daniel Scioli.

Clacso es un organismo de alcance internacional creado por la Unesco, del que participan más de 500 instituciones de 34 países. Como espacio plural y democrático, aunque expresa con claridad su compromiso con los derechos humanos, el fortalecimiento de la democracia y la lucha por la igualdad, no realiza declaraciones partidarias o de apoyo a ningún candidato en ningún país.

En Medellín tuve el honor de ser elegido secretario ejecutivo del organismo por un nuevo período de tres años. Sé que debo ser cuidadoso, evitando que mis opiniones se confundan con las del conjunto de las instituciones y personas que, en todo el mundo, forman parte de esta inmensa red académica que es el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales. Pero también sé que no sería fiel a mis principios si no expresara que regreso de Medellín, como tantos miles de argentinos y latinoamericanos, convencido de que el triunfo de Daniel Scioli es fundamental para que la Argentina siga transitando y fortaleciendo un proceso de transformaciones democráticas del cual depende nada menos que nuestro futuro y, quizás, el de toda América Latina. Avanzar y fortalecer la lucha por la justicia social constituye hoy, como siempre, un imperativo ético. Y es ese imperativo el que moviliza nuestro compromiso militante en la Argentina o donde quiera que se traben las batallas por la igualdad.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*