Últimas Noticias
Home » JUSTICIA FISCAL » 10 razones por las que un Órgano Intergubernamental sobre cuestiones Fiscales en la ONU beneficiará a todo el mundo
10 razones por las que un Órgano Intergubernamental sobre cuestiones Fiscales en la ONU beneficiará a todo el mundo

10 razones por las que un Órgano Intergubernamental sobre cuestiones Fiscales en la ONU beneficiará a todo el mundo

taxjustice_01_taxjustice_es_facebook copy 71. Un paso clave para un sistema global coherente. Actualmente, el sistema internacional fiscal consiste en una complicada red de miles de tratados fiscales bilaterales, y diferentes sistemas internacionales paralelos para regular, por ejemplo, el intercambio de información y el reporte empresarial. La negociación de un sistema acordado globalmente es la única manera de eliminar la complejidad, confusión, inconsistencia y los desajustes que existen hoy. Un verdadero órgano global sobre cuestiones fiscales es un primer paso crucial para conseguir este objetivo.

2. Mayor cooperación entre las administraciones fiscales. Un sistema global coherente hará más fácil para las administraciones fiscales la comunicación y cooperación. Esto fortalecerá la coherencia internacional y mejorará las condiciones de trabajo para las administraciones fiscales.

3. Menos acciones unilaterales. Las listas negras y restricciones especiales sobre precios de transferencia, transferencias financieras, reporte y documentación empresarial son sólo algunas de las medidas que gobiernos de forma individual están introduciendo para proteger sus bases fiscales. Si la crisis en el sistema fiscal global continúa sin resolverse, es probable que más medidas de ‘auto-protección’ sean aplicadas. Sólo una verdadera cooperación global puede garantizar que todos los gobiernos tengan una alternativa a la acción unilateral.

4. Poner fin a la ‘carrera a la baja’. El miedo de perder inversiones está conduciendo a los gobiernos a introducir incentivos fiscales, lagunas jurídicas y prácticas fiscales dañinas en una trágica ‘carrera a la baja’ que está costando a los países miles de millones de dólares en ingresos fiscales perdidos. A través de una cooperación global verdadera, se puede dar la vuelta a esta dinámica.

5. Mejor entorno empresarial. Normas claras, consistentes, globales y estables son buenas para los negocios. Operar a través de diversos e inconsistente sistemas fiscales nacionales, genera una carga administrativa pesada, incertidumbre legal y altos riesgos para los negocios internacionales.

6. Reglas del juego uniformes. Al día de hoy, todo gobierno que se compromete con la transparencia y a cerrar las lagunas jurídicas, teme que ser el primero en actuar resultará en negocios y personas adineradas registrándose en otras jurisdicciones. A través de negociaciones verdaderamente globales, los gobiernos pueden acordar sobre acciones coordinadas globales y asegurar reglas de juego iguales para todos.

7. Implementación fortalecida. Ningún gobierno se sentirá obligado a implementar estándares fiscales globales y normas adoptadas en salas cerradas donde no era bienvenido. Las Naciones Unidas son la única institución global donde todos los gobiernos participan como iguales y, por lo tanto, el lugar para conseguir un acuerdo global para actuar.

8. Menos doble imposición y no-imposición. La amplia variedad de desajustes entre los sistemas fiscales nacionales, es la razón central por la cual algunos pagan dos veces impuestos sobre el mismo ingreso mientras otros no pagan impuestos. Sólo una verdadera cooperación global puede poner fin a estos problemas.

9. Mayor financiación para el desarrollo en los países más pobres. Al día de hoy, los países más pobres están excluidos de la toma de decisión sobre sistemas fiscales globales, y los sistemas internacionales a menudo no consideran sus realidades e intereses. Ello implica menores ingresos fiscales y, como consecuencia, menos financiación para el desarrollo disponible en estos países.

taxjustice_01_taxjustice_es_facebook copy 910. Acción global justa y coherente contra los paraísos fiscales. Muchos gobiernos están actualmente intentando proteger sus bases fiscales a través de listas negras basadas en criterios que, a menudo, no son claros ni aplicados de forma consistente. Mientras listas negras aleatorias pueden ser una carga para los países a los que involucra, no solucionarán el problema de los paraísos fiscales. La acción contra los paraísos fiscales debe ser justa, coherente y coordinada globalmente para ser efectiva.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*