Últimas Noticias
Home » JUSTICIA FISCAL » Flujos ilícitos financieros: combatiéndolos desde los gobiernos y la sociedad civil
Flujos ilícitos financieros: combatiéndolos desde los gobiernos y la sociedad civil

Flujos ilícitos financieros: combatiéndolos desde los gobiernos y la sociedad civil

Cada año, los Estados pierden miles de millones de dólares por impuestos que no pueden recaudar, fortunas que salen de sus fronteras sin que las puedan detectar. De forma directa, los flujos financieros ilícitos erosionan las bases imponibles de los países, frenan y retrasan el desarrollo, afectan a la población e incrementan las brechas de la desigualdad dado que recortan los recursos financieros que los gobiernos podrían invertir en programas sociales básicos como salud, educación y en políticas para la transformación productiva y la salida del modelo primo-exportador.

En Latinoamérica, solo en el 2012, los flujos ilícitos sumaron más de 150 mil millones de dólares, lo que representó, aproximadamente, el 3% del PBI de la región. Este monto es superior a la inversión extranjera directa y 15 veces más de lo que recibe como ayuda oficial al desarrollo. Cinco de los países que conforman la región se encuentran dentro de los veinte primeros países del mundo que perdieron más debido a los flujos financieros ilícitos en el periodo 2003-2012:Chile ocupa el lugar veinte con 45.6 mil millones de dólares; Panamá  está en el puesto dieciocho con 48.4 mil millones; Costa Rica  es el catorceavo con 94 mil millones; Brasil ocupa el séptimo puesto, sus flujos representan el 1.5% del PBI; y, México es el tercero del mundo (y primero en la región) después de China y Rusia, con  514 mil millones.

El pasado 10 y 11 de junio del presente año, en Buenos Aires (Argentina), en el marco de “Las jornadas sobre registros públicos de beneficiarios finales y su vinculación con el lavado y la evasión”,se realizó el “Programa de Asesorías Sobre Flujos Financieros Ilícitos”,organizado por la Red Latinoamericana sobre Deuda, Desarrollo y Derechos (Latindadd) y la Coalición por la Transparencia Financiera. Este evento se enfocó en la situación actual de los  flujos financieros ilícitos a nivel de Latinoamérica. El encuentro contó con la participación de más de 18 representantes de organizaciones no gubernamentales y sociedad civil de toda la región,que se encuentranvinculadosal tema.

La jornada de Buenos Aires sirvió como espacio de dialogo y para brindar herramientas de análisis situacional y técnico. Asimismo, se describieronexperiencias dentro de la región, lo que permitió resaltar la necesidad de consensuar propuestas para que la regiónpueda frenar la salida de flujos financieros ilícitos provenientes de la criminalidad económica organizada, aunque en mayor parte de las actividades asociadas al comercio.Seremarcó la importancia del cumplimiento con los estándares de transparencia financiera internacional.

Este encuentro permitió identificar factores que facilitan los flujos  financieros ilícitos como  la corrupción, que ha logrado penetrar no solo los sistemas políticos sino también los sistemas  judiciales. Lo anterior ocasiona impunidad en los procesos judiciales y, además, permite que la economía negra o ilegal esté amparada y continúe avanzando en el tiempo. Cabe destacar que los agujeros fiscales, más conocidos por alojar el dinero de las empresas y los de ricos que evaden sus obligaciones tributarias, sirven también para esconder y limpiar todo eldinero proveniente de la corrupción y criminalidad.

Frenar la salida de estos flujos requiere que los gobiernosseaneficaces y posean un alto grado de institucionalidad y democracia. Además, se hace necesario impulsar y promover iniciativas globales como reporte financiero país por paísde las transnacionales,  el cual debe de ser público, para que la sociedad civil tal como los periodistas  puedan  abordar y monitorear estos flujos,realizar un registro público de los beneficiarios efectivos para ubicar a quién realmente le pertenece el dinero,así como, el intercambio automático de información tributaria que incluye a todos, es decir también a los países en desarrollo , y no solamente entre países poderosos y unos paraísos fiscales.

Desde el punto de vista de la sociedad civil, el desafío es incidir en el cumplimiento de los compromisos nacionales e internacionalesen cuanto a transparencia, para de esta forma poner fin a pactos de impunidad en torno a  estructuras y  mecanismos de opacidad financiera.En ese sentido, el evento promovió la elaboración de lineamientos y propuestas a nivel regional, que servirán para fomentar herramientas que den fin a la salida de los flujos ilícitos. En particular, se destacó la necesidad de poder bajar nuestros mensajes al lenguaje común para poder movilizar de manera más amplia.  Un plan de trabajo está en marcha en América Latina, y los participantes del evento volverán a discutir este año para avanzar hacia  su implementación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*