Últimas Noticias
Home » NUEVAS ECONOMÍAS » “Nuestra reforma fiscal mejora la equidad”
“Nuestra reforma fiscal mejora la equidad”

“Nuestra reforma fiscal mejora la equidad”

El nuevo Gobierno chileno acaba de poner en marcha un ambicioso programa de reformas, que se enfrenta a un escenario de desaceleración mundial. Una de las medidas estrella es la reforma tributaria, que ha suscitado algunas críticas entre los empresarios por la subida de algunos impuestos. El ministro de Hacienda, Alberto Arenas (Santiago de Chile, 1965), de visita en Madrid, asegura que es la única vía para financiar los planes de desarrollo y de inversión.

Pregunta. Algunos medios han puesto a Chile como ejemplo de la nueva mediocridad de la que alerta el Fondo Monetario Internacional…

Respuesta. Uno no solo debe preocuparse del corto plazo, sino que también debe preocuparse del medio y el largo plazo. Quienes tienen miopía se preocupan solo del corto plazo, no ven la realidad en Chile, como esos medios que menciona. Es cierto que hoy día la economía chilena atraviesa una fase de crecimiento moderado, de crecimiento bajo. Pero diversos organismos prevén que para finales de año la situación remontará y que 2015 va a ser un mejor año que 2014, donde estimamos un crecimiento del 2%. Hay muchas razones que sostienen este escenario. La primera es que las instituciones en Chile funcionan y así lo ha reconocido el ministro Luis de Guindos y los empresarios con los que me he reunido en este viaje. Hay estabilidad macroeconómica y una posición fiscal muy sólida, ya que Chile es acreedor neto. La prima de riesgo de Chile es de las más bajas de la región, la política monetaria mantiene un sesgo expansivo y la política fiscal expansiva, también.

P. ¿Por qué se ha embarcado entonces su Gobierno en semejante programa de reformas?

R. Chile es un país que ha avanzado enormemente en los últimos años. Hace 20 años tenía una pobreza del 38% y los últimos datos hablan de un 11%. En los años 90 tenía un PIB per cápita de 9.700 dólares y hoy ronda los 22.000 dólares per cápita. Todo esto quiere decir que no partimos de cero, pero que no podemos aplicar las mismas recetas, porque hay una materia en Chile en la que nos hemos quedado atrás, que tiene que ver con la inequidad y la desigualdad, un área donde Chile encabeza los ránkings de la OCDE. Por eso nuestro programa de gobierno tiene como columna vertebral enfrentar la desigualdad en todas las dimensiones para lograr un desarrollo inclusivo y para eso se necesita crecimiento económico.

P. ¿Qué papel juega ahí la reforma tributaria?

R. Ha sido la primera reforma estructural del Gobierno. Se envió a los 20 días de haber iniciado la administración de la presidenta Bachelet y en cinco meses ha sido aprobada por el Congreso. El objetivo es aumentar de forma progresiva la recaudación en tres puntos de PIB a partir de 2018, empezando con un aumento de tres décimas en los ingresos de este año. Es, lo que llamamos, un ejercicio de responsabilidad fiscal, porque a gastos permanentes, propiciamos ingresos permanentes. Solo así podremos financiar políticas públicas que enfrentan la desigualdad, porque enfrentar la desigualdad es trabajar por el crecimiento económico. La estabilidad institucional que tiene Chile hay que acompañarla de estabilidad social y económica para que el crecimiento sea sustentable y estable en el tiempo. Entre otras cosas, la reforma tributaria se hizo para poder financiar la reforma educativa, una medida a la que no destinaremos menos de 1,5 puntos de PIB, sin superar los dos puntos del PIB. Invertir en educación supone enfrentar la desigualdad, pero también invertir en capital humano, en un aumento de la productividad que redundará en un crecimiento sostenible en el tiempo.

P. ¿No teme que la desaceleración mundial eche por tierra los objetivos de recaudación?

R. La reforma tributaria fue pensada para su implementación gradual y, sabiendo que heredábamos una economía desacelerada, hemos estimado que la economía crecerá a su ritmo potencial del 4,3% en la segunda mitad de la legislatura. Es un hecho histórico en términos de haber alcanzado un proyecto transversal con todas las fuerzas políticas y ha sido posible no solo por la cantidad de recursos adicionales que recauda, sino por cómo cambia la estructura tributaria, al poner el acento en la imposición directa, en los ingresos, En Chile ahora básicamente quienes pagan impuestos son el 5% de las rentas altas y lo ampliamos hasta el 10%. Así que la reforma va a mejorar la equidad y la distribución de la renta.

P. ¿En qué se concreta la política fiscal expansiva?

R. El gasto público crecerá un 9,8% el año que viene, básicamente concentrado en inversión pública, que crecerá un 27,5% respecto a los presupuestos del año pasado. No son menos de 2.500 millones de dólares, en torno a un punto el PIB, de recursos extra que van a estar a disposición del mercado, ya que la ejecución de estas partidas corresponde al sector privado. Es un gasto de una sola vez que genera un encadenamiento productivo y que es intensivo en la generación de empleo. Por ejemplo, se destinan 1.000 millones de dólares que van a proyectos relacionados con la salud pública, 500 millones a la educación preescolar, otros proyectos de obras públicas, 180.000 nuevas soluciones habitacionales en vivienda.

P. ¿Cómo afectarán esos planes a la inversión extranjera?

R. Precisamente, lo que necesitamos hacer es fortalecer una relación público-privada para que se invierta en Chile. Necesitamos que se produzca un punto de inflexión en el sector privado que impulse la inversión, motor del crecimiento en Chile. Para ello se ha creado una comisión, presidida por el ministro de Economía, para reemplazar la legislación actual y modernizar los incentivos a la inversión extranjera. He mantenido una reunión con empresarios españoles con intereses en Chile y me han manifestado su interés en seguir invirtiendo en Chile y participar en diversos proyectos relacionados con la salud, las infraestructuras, la energía y las concesiones, entre otras. También han mostrado su interés por nuestra pertenencia a la Alianza del Pacífico, que para Chile tiene voluntad integradora con otras alianzas de la región y que representa un claro valor añadido para nuestra economía.

Fuente

One comment

  1. Thanks for a marvelous posting! I seriously enjoyed
    reading it, you will be a great author.I will make certain to
    bookmark your blog and definitely will come back in the future.

    I want to encourage yourself to continue your great
    posts, have a nice weekend!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*