Últimas Noticias
Home » DEUDA » Argentina busca aliados para llevar al G20 pelea contra fondos buitres
Argentina busca aliados para llevar al G20 pelea contra fondos buitres

Argentina busca aliados para llevar al G20 pelea contra fondos buitres

Un debate arduo y por ahora subterráneo empezó a darse entre la Argentina y las grandes potencias con vistas a la cumbre de presidentes del G-20 que se realizará en Australia en noviembre próximo, donde Cristina Kirchner intentará instalar a toda costa el tema de la reestructuración de las deudas soberanas y su lucha contra los fondos buitre.

Al igual que lo hizo en la Asamblea General de la ONU en Nueva York y en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra, la Argentina impulsará en la cumbre del G-20, que agrupa a países industrializados y emergentes, un enunciado que avale la instrumentación de una norma para regular las deudas soberanas en el futuro.

Según confiaron a LA NACION fuentes diplomáticas locales y extranjeras, Cristina Kirchner está tejiendo fuertes negociaciones con China, Brasil, India, Rusia y México para que la apoyen a la hora de instalar en Sydney el debate contra los holdouts. Pero hasta ahora sus deseos chocan frontalmente con las grandes potencias y con Australia, que es el país anfitrión de la cumbre, que se resisten a discutir el tema en ese foro porque creen que el FMI o el Club de París son los lugares “apropiados” para llevar ese debate. Tanto Estados Unidos como Gran Bretaña, Alemania y Japón creen que en esos foros y no en el G-20 o la ONU se deben dar los “efectos concretos” de eventuales normas sobre deuda soberana.

Sin embargo, en la Cancillería apuestan a que en las próximas semanas y hasta que se inicie, el 15 de noviembre, la cumbre en Australia habrá tiempo para sumar aliados. Apuntan a negociaciones pendientes con Turquía, Sudáfrica y Arabia Saudita, entre otros países del G-20.

Australia ya adelantó su férrea oposición al debate. “Hay varios procesos y foros internacionales para tratar temas relativos a deuda soberana. Australia es participante activo y contribuyente en la Iniciativa para los Países Pobres Altamente Endeudados, la Iniciativa Multilateral de Perdón de Deuda, el Club de París, el Banco Mundial y el FMI”, expresó a LA NACION en un comunicado oficial el gobierno australiano.

Sistema internacional
Además, Australia informó que el interés de su país “se ve más beneficiado con un sistema financiero mundial bien administrado, predecible y de funcionamiento fluido. Tenemos conciencia de la necesidad de un marco de reestructuración de deuda soberana que no debilite este objetivo ni el bienestar económico de los gobiernos nacionales, las empresas y los individuos en los países afectados”. Pero también puso un claro reparo para la cumbre: “Trabajamos a través de los foros existentes, como la Iniciativa para los Países Pobres Altamente Endeudados, la Iniciativa Multilateral de Perdón de Deuda, el Club de París, el Banco Mundial y el FMI, para desarrollar consenso respecto de la gestión de estos temas”.

Es una costumbre instaurada desde hace tiempo que los países anfitriones de las cumbres del G-20 son los que en líneas generales imponen el temario por debatir.

De esta manera, la postura de Australia -avalada por buena parte de las grandes potencias- colisiona directamente con las intenciones de Cristina Kirchner. No sólo esto. Hace dos semanas se realizó en la ciudad australiana de Cairns la reunión de ministros de Finanzas y directores de bancos centrales del G-20 y se emitió un documento en el que se plantea que se podrán discutir temas de deuda soberana en la cumbre de presidentes, pero se acordó que las propuestas concretas para fijar nuevos marcos regulatorios deberán ser analizadas en el FMI.

Sin embargo, en los últimos días la Argentina avanzó en negociaciones secretas con algunos socios estratégicos que estarán en la cumbre del G-20. Por ejemplo, el canciller Héctor Timerman dialogó la semana pasada en su despacho del tema de los fondos buitre con su par de México, José Antonio Meade Kuribreña, y habría un compromiso del presidente Enrique Peña Nieto de acompañar el planteo de Cristina Kirchner.

A su vez, el embajador de China en Buenos Aires, Yang Wanming, dijo a LA NACION que Pekín “apoyará firmemente” a la presidenta Cristina Kirchner si decide llevar el reclamo de los fondos buitre a la cumbre del G-20 para plantear allí una nueva regulación de las deudas soberanas (de lo que se informa por separado).

Brasil y la India estarían en el mismo camino que México. Éstos son votos seguros porque ya apoyaron a la Argentina en la ONU. Así, por ejemplo, el embajador de India, Amarendra Khatua, explicó a LA NACION que su país “mantendrá el apoyo a la Argentina contra los fondos buitre en todos los foros que sea necesario, como ya lo hizo en la ONU”.

En la Cancillería aseguran que con estos apoyos para mostrar, Cristina Kirchner “se sentirá segura de dar una dura batalla contra los fondos buitre en el G-20”. Habrá que ver la reacción de las grandes potencias, que hasta ahora tienen el control de la cumbre de Australia.

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*