Últimas Noticias
Home » NUEVAS ECONOMÍAS » La hegemonía del Banco Mundial en disputa
La hegemonía del Banco Mundial en disputa

La hegemonía del Banco Mundial en disputa

El instrumento servirá para financiar proyectos de infraestructura y desarrollo y es la primera demostración de fuerza del bloque de cinco países emergentes para competir por la hegemonía en sectores clave de la economía mundial.

La primera jornada de la Sexta Cumbre Anual de los Brics en Fortaleza, Brasil, sirvió para que los ministros de Economía y Finanzas del bloque terminaran de definir los detalles de su Nuevo Banco de Desarrollo. Los mandatarios de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica firmarán hoy el acta constitutiva de esa nueva entidad financiera. El banco, que podría estar funcionando en 2016, pretende disputarle la hegemonía a organizaciones como el Banco Mundial (BM) o el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). La entidad ofrecerá financiamiento para proyectos de “infraestructura y desarrollo sustentable” en el territorio de los Brics, pero también en otros países. La presentación oficial del Nuevo Banco de Desarrollo estará acompañada por la creación de un fondo contingente de reservas internacionales. El objetivo es hacer frente a movimientos especulativos de capitales y problemas de balanza de pagos de los países del bloque.

“Las reformas al FMI que nos prometieron no fueron implementadas y eso hizo necesario un desarrollo de instrumentos alternativos”, expresó ayer el ministro de Economía de Brasil, Guido Mantega, al finalizar la primera jornada de la cumbre de los Brics. “Tenemos un banco de desarrollo dirigido por los Brics que también va a ayudar a desarrollarse a países de Africa, Asia y América latina. El Nuevo Banco de Desarrollo va a financiar no sólo a los Brics, sino también a otros emergentes”, indicó el funcionario del país vecino. Para Mantega, “una de las salidas para la crisis es aumentar la inversión en infraestructura”, pero advirtió que “falta financiamiento”, mientras que “el Banco Interamericano de Desarrollo y la Corporación Andina de Fomento no tienen recursos suficientes”.

La sede del banco estará en Shanghai y la presidencia quedará en manos de Brasil durante los primeros cinco años, para luego rotar cada lustro entre el resto de los socios. El acuerdo deberá ser ratificado por cada uno de los Parlamentos de los países miembros. Después de ratificado el acuerdo, los países tendrán todavía seis meses para hacer los procedimientos reglamentarios y transferir un aporte inicial de capitales para el banco, que será de 10 mil millones de dólares para cada miembro, 8 mil millones en garantías y 2 mil millones en efectivo.

Según anunciaron los ministros de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, el banco podrá ofrecer préstamos, garantías y hasta participación de capital en emprendimientos no sólo de los países miembros, sino también de otras naciones emergentes, pero siempre enfocados en infraestructura y desarrollo sustentable.

A su vez, acordaron que el fondo de reservas internacionales del bloque cuente con 100 mil millones de dólares, más de tres veces el stock de reservas del Banco Central argentino. China aportará 41 mil millones, India, Rusia y Brasil destinarán 18 mil millones cada uno, y Sudáfrica los 5 mil millones restantes.

La celeridad de los Brics para avanzar en la creación de instituciones financieras que le permitan disputar poder fuera de los organismos dominantes como el FMI o el Banco Mundial contrasta con el estancamiento de la nueva arquitectura financiera proyectada en América del Sur a lo largo de la última década. En diciembre de 2007, un día antes de que Cristina Fernández asumiera su primer mandato, los presidentes de Brasil, Argentina, Venezuela, Bolivia, Uruguay, Ecuador y Paraguay firmaron en Buenos Aires el acta constitutiva del Banco del Sur. La iniciativa está prácticamente paralizada ya que nunca se logró avanzar en la definición y realización de los aportes de capital que permitieran materializar el banco. En 2011, dos días antes del contundente segundo triunfo electoral de CFK, los países de la Unasur anunciaron la creación de un fondo común de reservas internacionales. Hasta ahora, el bloque regional, que encabeza Brasil, tampoco pudo concretar ese proyecto.

 Artículo tomado de Página 12.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*